Victorcastro’s Weblog

Just another WordPress.com weblog

Los siete demonios de María

Los siete demonios de María

 

Marcos 16:9 “Habiendo, pues, resucitado Jesús por la mañana, el primer día de la semana, apareció primeramente a María Magdalena, de quien había echado siete demonios.” Lucas 8:1-3 “Aconteció después, que Jesús iba por todas las ciudades y aldeas, predicando y anunciando el evangelio del reino de Dios, y los doce con él, y algunas mujeres que habían sido sanadas de espíritus malos y de enfermedades: María, que se llamaba Magdalena, de la que habían salido siete demonios,  Juana, mujer de Chuza intendente de Herodes, y Susana, y otras muchas que le servían de sus bienes.”

 

Hay una tradición muy acentuada acerca de María Magdalena aduciendo que era una prostituta y que Jesús le y había expulsado siete demonios. Teoría que ha traído una mala fama a la mujer mas cercana de Jesús.

 

En ninguno de los libros de la Biblia aparece alguna mención a Maria Magdalena como siendo prostituta, ese calificativo proviene del sermón de un Papa llamado Gregorio que dio en el año 591, en el cual dijo: “Ella, la cual Lucas llama la mujer pecadora, la cual José llama María [de Betania], nosotros creemos que es María, de quien siete demonios fueron expulsados, según Marcos.” Tanto Lucas como Marcos la mencionan como que de ella salieron siete demonios, pero ninguno de ellos la califica como pecadora, la verdad no se sabe a ciencia cierta de donde le viene dicho desmerito.

Los siente demonios que relatan los apóstoles mencionados arriba no son indicio de que ella fuese prostituta, los siete demonios como bien lo dice la escritura  era relativo a algunas mujeres que habían sido sanadas de espíritus malos y de enfermedades, lo cual debemos explicar para aclarar la verdad.

 

En otro articulo hablé con cierta abundancia acerca de los demonios como siendo espíritus malos provenientes de Satanás, mismos que aun hoy sufre mucha gente aun aquellos que se auto consideran como limpios o santos. Enseñábamos anteriormente que la presencia de espíritus malos o demonios  eran considerados en aquellos tiempos como la causa o el origen de problemas físicos como tartamudez, sordera, parálisis, ets. Veamos algunos ejemplos tomados de la Biblia,  Números 5:14 “si viniere sobre él espíritu de celos, y tuviere celos de su mujer, habiéndose ella amancillado; o viniere sobre él espíritu de celos, y tuviere celos de su mujer, no habiéndose ella amancillado;” 1 Samuel 28:7 “Entonces Saúl dijo a sus criados: Buscadme una mujer que tenga espíritu de adivinación, para que yo vaya a ella y por medio de ella pregunte. Y sus criados le respondieron: He aquí hay una mujer en Endor que tiene espíritu de adivinación.” 1 Reyes 22:22 “El dijo: Yo saldré, y seré espíritu de mentira en boca de todos sus profetas. Y él dijo: Le inducirás, y aun lo conseguirás; ve, pues, y hazlo así.” Isaías 4:4 “cuando el Señor lave las inmundicias de las hijas de Sion, y limpie la sangre de Jerusalén de en medio de ella, con espíritu de juicio y con espíritu de devastación.” Isaías 19:14 “Jehová mezcló espíritu de vértigo en medio de él; e hicieron errar a Egipto en toda su obra, como tambalea el ebrio en su vómito.”  Isaías 28:6 “y por espíritu de juicio al que se sienta en juicio, y por fuerzas a los que rechacen la batalla en la puerta.”  Isaías 29:10 “Porque Jehová derramó sobre vosotros espíritu de sueño, y cerró los ojos de vuestros profetas, y puso velo sobre las cabezas de vuestros videntes.”

Los demonios son los mismos espíritus malos como en Lucas 7:21 “En esa misma hora sanó a muchos de enfermedades y plagas, y de espíritus malos, y a muchos ciegos les dio la vista.” Y eso es lo que estamos diciendo acerca de María Magdalena que confirma Lucas 8:2 “y algunas mujeres que habían sido sanadas de espíritus malos y de enfermedades: María, que se llamaba Magdalena, de la que habían salido siete demonios,”

En los tiempos de Jesús la manera de sanar enfermos era la expulsión de demonios, como lo dice en Hechos 19:12 “de tal manera que aun se llevaban a los enfermos los paños o delantales de su cuerpo, y las enfermedades se iban de ellos, y los espíritus malos salían. Pero algunos de los judíos, exorcistas ambulantes, intentaron invocar el nombre del Señor Jesús sobre los que tenían espíritus malos, diciendo: Os conjuro por Jesús, el que predica Pablo.” Y Jesús confirma fehacientemente este asunto cuando nos deja un mandamiento que dice: Mateo 10:8 “Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia.”

Nuestra intención aquí es limpiar el nombre de aquella mujer muy cercana a Jesús que por siglos ha sido calificada como pecadora y  hasta prostituta por el solo hecho de que de su cuerpo salieron siete demonios conociendo perfectamente que las enfermedades,  los vicios y los malestares eran considerados en aquel entonces como demonios dentro del cuerpo. En estos tiempos cuando la ciencia atribuye a microbios, virus, bacterias, etc las enfermedades, según Jesucristo el Hijo de Dios, autor de la creación y de la fe, dice que son demonios y como tales debemos entender si en estos tiempos de les llama de otra manera, para Dios son demonios o malos espíritus y como cristianos, como creyentes y como convertidos a Cristo, no tenemos otra alternativa que tomarlos como lo que el dice.

¿De que clase de demonios padece usted? ¿De celos, envidia, cólera, venganza, odio o talvez de una gastritis, una artritis, una neumonía, un catarro, una parálisis, una locura o simplemente un resfrío?  Jesús expulsó (sanó) a María Magdalena de siete males, considerados como siente demonios. Nunca vamos a apartar lo que significa enfermedad de pecado por supuesto, ya que tomando las palabras de Jesús entendemos que una enfermedad es signo de un pecado como lo establece en  Mateo 9:2 “Y sucedió que le trajeron un paralítico, tendido sobre una cama; y al ver Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico: Ten ánimo, hijo; tus pecados te son perdonados.”  Mateo 9:5  Porque, ¿qué es más fácil, decir: Los pecados te son perdonados, o decir: Levántate y anda?” de modo que si de pecadora se quiere tildar a María, podemos declarar claramente que Jesús la sanó siete veces o le perdonó siete veces sus pecados.

Y para no cerrar este capitulo con una duda, debemos aclarar qué cosa significa pecar porque bien claro estamos viendo que Jesús al sanar dijo: Tus pecados te son personados. Dejemos bien claro lo siguiente:

1. Todos somos pecadores. Romanos 5:12 “Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron.” Romanos 3:23 “por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios,”

2. No hay nadie bueno. Lucas 18:19 “Jesús le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno, sino sólo Dios.” Lucas 16:15 “Entonces les dijo: Vosotros sois los que os justificáis a vosotros mismos delante de los hombres; mas Dios conoce vuestros corazones; porque lo que los hombres tienen por sublime, delante de Dios es abominación.”

Para cerrar y dejar claramente establecido, no hay evidencia alguna en la Biblia que María Magdalena haya sido prostituta y lo único que podemos aclarar es que al igual que usted y que yo, ella fue pecadora como todo ser humano fuera de Jesús.

Por Víctor Manuel Castro Chinchilla. Septiembre de 2008

 

 

 

 

 

septiembre 7, 2008 - Posted by | Uncategorized

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: