Victorcastro’s Weblog

Just another WordPress.com weblog

La Levadura

<!– /* Style Definitions */ p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal {mso-style-parent:””; margin:0cm; margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; font-size:12.0pt; font-family:”Times New Roman”; mso-fareast-font-family:”Times New Roman”;} a:link, span.MsoHyperlink {color:blue; text-decoration:underline; text-underline:single;} a:visited, span.MsoHyperlinkFollowed {color:purple; text-decoration:underline; text-underline:single;} @page Section1 {size:595.3pt 841.9pt; margin:70.85pt 3.0cm 70.85pt 3.0cm; mso-header-margin:35.4pt; mso-footer-margin:35.4pt; mso-paper-source:0;} div.Section1 {page:Section1;} –>
/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Table Normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin:0cm;
mso-para-margin-bottom:.0001pt;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:10.0pt;
font-family:”Times New Roman”;}

La Levadura

levadura.

(De levar, levantar).

1. f. Nombre genérico de ciertos hongos unicelulares, de forma ovoidea, que se reproducen por gemación o división. Suelen estar unidos entre sí en forma de cadena, y producen enzimas capaces de descomponer diversos cuerpos orgánicos, principalmente los azúcares, en otros más sencillos.

2. f. Masa constituida principalmente por estos microorganismos y capaz de hacer fermentar el cuerpo con que se la mezcla. Levadura de cerveza.

3. f. Tabla que se asierra de un madero para dejarlo en la dimensión que debe tener.

Éxodo 12:18-20 “En el mes primero comeréis los panes sin levadura, desde el día catorce del mes por la tarde hasta el veintiuno del mes por la tarde. Por siete días no se hallará levadura en vuestras casas; porque cualquiera que comiere leudado, así extranjero como natural del país, será cortado de la congregación de Israel. Ninguna cosa leudada comeréis; en todas vuestras habitaciones comeréis panes sin levadura. “

Mateo 13:33 “El reino de los cielos es semejante a la levadura que tomó una mujer, y escondió en tres medidas de harina, hasta que todo fue leudado.” Mateo 16:6 “ Mirad, guardaos de la levadura de los fariseos y de los saduceos.” Mateo 16:11 “¿Cómo es que no entendéis que no fue por el pan que os dije que os guardaseis de la levadura de los fariseos y de los saduceos? Entonces entendieron que no les había dicho que se guardasen de la levadura del pan, sino de la doctrina de los fariseos y de los saduceos.”

Vimos arriba la definición de la levadura y conocemos que es una planta del tipo hongo que se reproduce por división. El hongo es en forma de cadena y se separan las células para convertirse en enzimas capaces de descomponer los cuerpos orgánicos, su acción se conoce como fermentación y consiste en hacer que una masa se levante haciéndola mas voluminosa.

En términos bíblicos, la levadura tiene gran importancia por cuanto por un lado representa la multiplicación del reino de Dios y por otro lado muestra la falsa multiplicación del dominio del diablo. Jesús se dio a conocer como el pan de vida cuando dijo: Juan 6:35 “Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás.” Pero como vimos antes, el pan que deberíamos comer es sin levadura, habiéndonos aclarado que la levadura es la doctrina de los fariseos. La razón de evitar la levadura es esta: Gálatas 5:9 “Un poco de levadura leuda toda la masa.” 1 Corintios 5:6 “No es buena vuestra jactancia. ¿No sabéis que un poco de levadura leuda toda la masa?”

Espiritualmente hablando, tenemos la levadura como la doctrina de los fariseos pero también la tenemos como todo aquello que ejerce atractivo para satisfacer los deseos de la carne. Jesús habla de la levadura como un veneno para el evangelio, mientras que Pablo nos remite a los deseos carnales diciendo que un poco de levadura leuda toda la masa. Veamos ambos casos con mas atención: Jesús nos cuenta la parábola de la levadura cuando hace referencia al reino de los cielos como un grano de mostaza diciendo: Mateo 13:31-32 “El reino de los cielos es semejante al grano de mostaza, que un hombre tomó y sembró en su campo; el cual a la verdad es la más pequeña de todas las semillas; pero cuando ha crecido, es la mayor de las hortalizas, y se hace árbol, de tal manera que vienen las aves del cielo y hacen nidos en sus ramas.” Si notaron, el crecimiento del grano de mostaza es similar al crecimiento de la levadura, y lo que sigue nos confirma esto (v.  33) “Otra parábola les dijo: El reino de los cielos es semejante a la levadura que tomó una mujer, y escondió en tres medidas de harina, hasta que todo fue leudado.” Y aquí tenemos el efecto dañino de la levadura de Satanás, cuando nos cuenta la siguiente parábola: (v.v.37-43) “El que siembra la buena semilla es el Hijo del Hombre. El campo es el mundo; la buena semilla son los hijos del reino, y la cizaña son los hijos del malo. El enemigo que la sembró es el diablo; la siega es el fin del siglo; y los segadores son los ángeles. De manera que como se arranca la cizaña, y se quema en el fuego, así será en el fin de este siglo. Enviará el Hijo del Hombre a sus ángeles, y recogerán de su reino a todos los que sirven de tropiezo, y a los que hacen iniquidad, y los echarán en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes. Entonces los justos resplandecerán como el sol en el reino de su Padre. El que tiene oídos para oír, oiga.”

Por el otro lado Pablo nos habla de los pecados de la carne y hace esta lista: Galatas 5:19-21 “Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios. “ y agrega en el verso 9 “Un poco de levadura leuda toda la masa.” Veamos esto así: como vimos en la definición de levadura, es una cadena que se descompone en segmentos que producen efectos dañinos a los cuerpos orgánicos, pues esta lista de pecados no es otra cosa que la cadena que se descompone cuando la tentación y ha tomado lugar en el cuerpo. En otra parte dice lo siguiente: Santiago 1:15 “Entonces la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz la muerte.”

La cadena del pecado comienza con el adulterio, no es que la lista sea una serie de pecados que se presentan aisladamente sino que es una cadena que comienza con el adulterio, luego procede a la fornicacion, a la inmundicia, ala lascivia, a la idolatría, a la hechicería, a las enemistades, a los pleitos, a los celos, a la ira, la contienda, a la disensión, a la herejía a la envidia, a los homicidios a las borracheras y a las orgías, es una cadena mortal que hace que todo el cuerpo sea contaminado en base al principio de la levadura que dice que un poco leuda toda la masa. En otro lado Pablo habla de este relacionado con un miembro de la iglesia que ha cometido un pecado de adulterio y vean lo que les dice: 1 Corintios 5:4-6 “En el nombre de nuestro Señor Jesucristo, reunidos vosotros y mi espíritu, con el poder de nuestro Señor Jesucristo, el tal sea entregado a Satanás para destrucción de la carne, a fin de que el espíritu sea salvo en el día del Señor Jesús. No es buena vuestra jactancia. ¿No sabéis que un poco de levadura leuda toda la masa?” les está diciendo que hay que cortar al pecador de la iglesia porque de lo contrario toda la congregación terminará contaminada. Este es el mismo principio que Jesús muestra cuando dice: Mateo 5:29 “Por tanto, si tu ojo derecho te es ocasión de caer, sácalo, y échalo de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno.” Diciendo lo mismo de la mano en el siguiente verso “Y si tu mano derecha te es ocasión de caer, córtala, y échala de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno.”

La levadura fue objeto de enseñanza en el Antiguo Testamento cuando Moisés habló acerca del pan que deberían comer los israelitas en el desierto, como en Génesis 19:3 “Mas él porfió con ellos mucho, y fueron con él, y entraron en su casa; y les hizo banquete, y coció panes sin levadura, y comieron.” Éxodo 12:8 ”Y aquella noche comerán la carne asada al fuego, y panes sin levadura; con hierbas amargas lo comerán.” Éxodo 12:15 “Siete días comeréis panes sin levadura; y así el primer día haréis que no haya levadura en vuestras casas; porque cualquiera que comiere leudado desde el primer día hasta el séptimo, será cortado de Israel.” El Antiguo Testamento siendo una figura de lo que iba a venir, Cristo, estaba hablando de panes sin levadura lo que se traduce ya en el Nuevo Testamento como la Palabra de Dios pura sin agregados humanos, el pan de vida es Cristo, Juan 6:48 “Yo soy el pan de vida.” Juan 6:51 “Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguno comiere de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo daré es mi carne, la cual yo daré por la vida del mundo.” Entendiendo que el pan de vida es la Palabra de Dios según el mismo Jesús lo dice en Mateo 4:4 “El respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.”

La levadura es toda doctrina humana que se siembra junto al trigo como lo vimos arriba en la parábola del sembrador que dice: “El que siembra la buena semilla es el Hijo del Hombre. El campo es el mundo; la buena semilla son los hijos del reino, y la cizaña son los hijos del malo. El enemigo que la sembró es el diablo; la siega es el fin del siglo; y los segadores son los ángeles. De manera que como se arranca la cizaña, y se quema en el fuego, así será en el fin de este siglo. Enviará el Hijo del Hombre a sus ángeles, y recogerán de su reino a todos los que sirven de tropiezo, y a los que hacen iniquidad, y los echarán en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes. Entonces los justos resplandecerán como el sol en el reino de su Padre. El que tiene oídos para oír, oiga.”

Estamos viendo el efecto de la levadura, por un lado en el campo carnal cuando habla de encender la cadena del pecado y por otro lado en el campo espiritual cuando habla de enseñanzas humanas mezcladas con la Palabra de Dios que es el verdadero pan que descendió del cielo. No nos conviene ni la levadura para la carne ni la levadura para el espíritu, lo único que nos conviene es la levadura que hace multiplicar el reino de Dios en base a la predica del evangelio.” El reino de los cielos es semejante a la levadura que tomó una mujer, y escondió en tres medidas de harina, hasta que todo fue leudado.” Seamos levadura para multiplicar el reino pero no para hacer caer en pecado a nadie ni para encender la rueda del infierno en nosotros y si alguien esta en pecado en la iglesia, es mejor separarlo antes que la iglesia toda sea leudada. El apóstol Santiago nos retrata perfectamente lo que significa algo pequeño como es el caso de la lengua y lo que es capaz de hacer en todo el cuerpo, Santiago 3:6 “Y la lengua es un fuego, un mundo de maldad. La lengua está puesta entre nuestros miembros, y contamina todo el cuerpo, e inflama la rueda de la creación, y ella misma es inflamada por el infierno.”

Quiero hacer énfasis en que los pecados carnales no son aislados sino una cadena que la describe Pablo cuando dice: “adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías,” esto al igual que lo que acabamos de leer en Santiago, no es otra cosa que “está puesta entre nuestros miembros, y contamina todo el cuerpo, e inflama la rueda de la creación, y ella misma es inflamada por el infierno.”

Nuestro espíritu necesita pan que es la palabra de Dios, para poder crecer, si alguien siembra cizaña que es levadura, esto nos va a producir muchos problemas en el futuro, la edificación del cuerpo de Cristo tiene como fundamento a Jesucristo y el crecimiento solo lo debe dar Dios. 1 Corintios 3:9-11 “Porque nosotros somos colaboradores de Dios, y vosotros sois labranza de Dios, edificio de Dios. Conforme a la gracia de Dios que me ha sido dada, yo como perito arquitecto puse el fundamento, y otro edifica encima; pero cada uno mire cómo sobreedifica. Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo. Y si sobre este fundamento alguno edificare oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, hojarasca, la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará, pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará. Si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó, recibirá recompensa. Si la obra de alguno se quemare, él sufrirá pérdida, si bien él mismo será salvo, aunque así como por fuego. ¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?”

Por Victor Manuel Castro Chinchilla, Julio 2008.

julio 28, 2008 - Posted by | Estudios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: