Victorcastro’s Weblog

Just another WordPress.com weblog

La destruccion de la carne (II)

<!– /* Style Definitions */ p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal {mso-style-parent:””; margin:0cm; margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; font-size:12.0pt; font-family:”Times New Roman”; mso-fareast-font-family:”Times New Roman”;} a:link, span.MsoHyperlink {color:blue; text-decoration:underline; text-underline:single;} a:visited, span.MsoHyperlinkFollowed {color:purple; text-decoration:underline; text-underline:single;} p {mso-margin-top-alt:auto; margin-right:0cm; mso-margin-bottom-alt:auto; margin-left:0cm; mso-pagination:widow-orphan; font-size:12.0pt; font-family:”Times New Roman”; mso-fareast-font-family:”Times New Roman”;} span.keywordresultextras {mso-style-name:keywordresultextras;} span.sup {mso-style-name:sup;} @page Section1 {size:595.3pt 841.9pt; margin:70.85pt 3.0cm 70.85pt 3.0cm; mso-header-margin:35.4pt; mso-footer-margin:35.4pt; mso-paper-source:0;} div.Section1 {page:Section1;} –>
/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Table Normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin:0cm;
mso-para-margin-bottom:.0001pt;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:10.0pt;
font-family:”Times New Roman”;}

La destrucción de la carne (II)

Mateo 5:29Por tanto, si tu ojo derecho te es ocasión de caer, sácalo, y échalo de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno.”

Jesús refiriéndose al adulterio dice en  Mateo 5:27-30 “Ustedes han oído que se dijo: “No cometas adulterio. Pero yo les digo que cualquiera que mira a una mujer y la codicia ya ha cometido adulterio con ella en el corazón. Por tanto, si tu ojo derecho te hace pecar, sácatelo y tíralo. Más te vale perder una sola parte de tu cuerpo, y no que todo él sea arrojado al infierno. Y si tu mano derecha te hace pecar, córtatela y arrójala. Más te vale perder una sola parte de tu cuerpo, y no que todo él vaya al infierno.”

De lo anterior podemos derivar fácilmente que si uno solo de los miembros del cuerpo, cae en pecado, ese miembro debe ser cortado y echado al fuego, de lo contrario todo el cuerpo caerá en el infierno por el efecto de la levadura dentro de la masa, y así como en el pan actúa la levadura afectando toda la masa, así mismo en la iglesia actúa el pecado afectando toda la congregación. Si leemos un poco en el Antiguo Testamento y buscamos la palabra “será cortado” encontraremos bastante información de cómo funciona esto en la iglesia: Levítico 22:3Diles: Todo varón de toda vuestra descendencia en vuestras generaciones, que se acercare a las cosas sagradas que los hijos de Israel consagran a Jehová, teniendo inmundicia sobre sí, será cortado de mi presencia. Yo Jehová.” Isaías 33:12Y los pueblos serán como cal quemada; como espinos cortados serán quemados con fuego.”
Igualmente en el Nuevo Testamento se usa lo mismo como en Romanos 11:22”Mira, pues, la bondad y la severidad de Dios; la severidad ciertamente para con los que cayeron, pero la bondad para contigo, si permaneces en esa bondad; pues de otra manera tú también serás cortado.”

Jesús utilizó una parábola similar cuando dijo: Juan 15:6El que en mí no permanece, será echado fuera como pámpano, y se secará; y los recogen, y los echan en el fuego, y arden.” Igualmente cundo dice: Mateo 25:41Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles.” También en aquella parábola de la cizaña cuando dice: Mateo 13:30 “Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega; y al tiempo de la siega yo diré a los segadores: Recoged primero la cizaña, y atadla en manojos para quemarla; pero recoged el trigo en mi granero.”

Estamos hablando de ser echados al infierno de fuego, un estado de las gentes que han procedido mal, que han desobedecido a Dios y que han insistido en su proceder. Muchos quieren ignorar el infierno y no les parece bien que alguien hable o escriba acerca del infierno porque dicen que Dios es bueno y que perdona todo pecado. Es cierto eso, Dios es bueno y perdona todo pecado, pero hay una condición a la que Dios no perdona y es que se diga algo en contra del Espíritu Santo. Mateo 12:32A cualquiera que dijere alguna palabra contra el Hijo del Hombre, le será perdonado; pero al que hable contra el Espíritu Santo, no le será perdonado, ni en este siglo ni en el venidero.” Además que ya hemos viso antes todo lo que Dios dice acerca de echar al infierno y eso no lo podemos negar ni esconder para que no suceda. Dios es Dios y lo que dice eso hace y no hay nadie ni nada que lo detenga.

Por supuesto que es necesario ubicar en algún espacio el infierno así como lo es también con el cielo, no podemos hacer que nuestra gente entienda si no le hablamos con claridad. Ubiquemos primeramente el cielo, Pablo, nos dice lo siguiente: Efesios 1:19-21 “ y cuál la supereminente grandeza de su poder para con nosotros los que creemos, según la operación del poder de su fuerza, la cual operó en Cristo, resucitándole de los muertos y sentándole a su diestra en los lugares celestiales, “ Repitiendo: “y sentándole a su diestra en los lugares celestiales,” y agrega: Efesios 2:5-7 “aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos), y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús, para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús.” Repito: “y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús” Vean ustedes esto: Jesús está a la diestra del Padre en el Trono de Gracia, y nosotros estamos sentados en lugares celestiales con Cristo Jesús” ¿Dónde estamos nosotros los que creemos? Estamos en lugares celestiales, en el cielo, junto a Cristo Jesús, junto al Padre celestial. Ahora vamos a lo contrario, vamos a ver lo del infierno y lo del diablo. El diablo no vive en el infierno sino que será echado al infierno junto a sus seguidores. Judas 1:7
”como Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, las cuales de la misma manera que aquéllos, habiendo fornicado e ido en pos de vicios contra naturaleza, fueron puestas por ejemplo, sufriendo el castigo del fuego eterno.” Mateo 13: 36-43 “Entonces, despedida la gente, entró Jesús en la casa; y acercándose a él sus discípulos, le dijeron: Explícanos la parábola de la cizaña del campo. Respondiendo él, les dijo: El que siembra la buena semilla es el Hijo del Hombre. El campo es el mundo; la buena semilla son los hijos del reino, y la cizaña son los hijos del malo. El enemigo que la sembró es el diablo; la siega es el fin del siglo; y los segadores son los ángeles. De manera que como se arranca la cizaña, y se quema en el fuego, así será en el fin de este siglo. Enviará el Hijo del Hombre a sus ángeles, y recogerán de su reino a todos los que sirven de tropiezo, y a los que hacen iniquidad, y los echarán en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes. Entonces los justos resplandecerán como el sol en el reino de su Padre. El que tiene oídos para oír, oiga.”

Tanto el cielo (Cristo) como el infierno (Satanás) son y están con nosotros, no podemos visualizar un cielo y un infierno separados de nosotros a gran distancia, ambos están al alcance nuestro, todo depende que camino seleccionamos en la vida. Quiero que veamos con cuidado el siguiente verso: Efesios 2:1-3 “ Y él (Cristo) os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados, en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, (el diablo) el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia, entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás.” Esto nos indica que andábamos siendo dirigidos por el diablo antes de conocer a Cristo. Pero quiero que noten algo.” conforme al príncipe de la potestad del aire, (el diablo) el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia,” insisto: el espíritu que ahora opera en los hijos de la desobediencia. ¿Quienes son los hijos de la desobediencia? Efesios 5:6Nadie os engañe con palabras vanas, porque por estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de desobediencia.” Que nadie os engañe diciendo que Dios nos perdona todo y que al morir todos vamos al cielo, los hijos de la desobediencia van junto con el diablo al infierno.

¿Qué diferencia hay entre estar con Cristo y estar con el diablo? Mucha por supuesto, en primer lugar estar con Cristo es estar en el reino de Dios y tener vida eterna como hijos de Dios, mientras que estar con el diablo es estar en pecado, enemistado con Dios y en camino al infierno. ¿Cómo sabremos donde estamos? Santiago 4:4!!Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.” Usted tiene dos caminos, uno hacia el mundo y otro hacia Dios. Lucas 13:  22-24 “Pasaba Jesús por ciudades y aldeas, enseñando, y encaminándose a Jerusalén. Y alguien le dijo: Señor, ¿son pocos los que se salvan? Y él les dijo: Esforzaos a entrar por la puerta angosta; porque os digo que muchos procurarán entrar, y no podrán. “Mateo 7:13Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella;” Mire, el camino al cielo es hacia arriba mientras que el camino al infierno es hacia abajo. Esto marca una gran diferencia porque Jesús dijo: Juan 8:23Y les dijo: Vosotros sois de abajo, yo soy de arriba; vosotros sois de este mundo, yo no soy de este mundo.” Mirar para arriba es lo correcto, mirar para abajo es perdición, Mateo 16:23Pero él, volviéndose, dijo a Pedro: !!Quítate de delante de mí, Satanás!; me eres tropiezo, porque no pones la mira en las cosas de Dios, sino en las de los hombres.”

Estamos hablando de la destrucción de la carne y debemos retomar aquel verso que dice Mateo 5:29Por tanto, si tu ojo derecho te es ocasión de caer, sácalo, y échalo de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno.” ¿Cómo una persona puede ser echada al infierno? Ya vimos en el primer mensaje de este tema que Pablo se dirige a la iglesia en Corintio y les dice: 1 Corintios 5:5el tal sea entregado a Satanás para destrucción de la carne, a fin de que el espíritu sea salvo en el día del Señor Jesús.” Pablo nos está diciendo claramente que la carne de pecado debe ser destruida y que la iglesia está comprometida a hacerlo. El mismo Pablo dice: Colosenses 3:4-5 “ Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría; cosas por las cuales la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia,” igualmente Jesús expresó lo siguiente al ser interrogado de cómo entrar a la vida: Marcos 10:21 “Entonces Jesús, mirándole, le amó, y le dijo: Una cosa te falta: anda, vende todo lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme, tomando tu cruz.” Fíjense bien, el camino al cielo es siguiendo a Cristo y llevando una cruz. ¿Para que es la cruz? Para ser crucificado. ¿Cómo? Gálatas 2:20Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.” ¿Como es que Pablo está crucificado? ¿Acaso fue a la cruz?

Pablo hace esta pregunta en 1 Corintios 1:13¿Acaso está dividido Cristo? ¿Fue crucificado Pablo por vosotros? ¿O fuisteis bautizados en el nombre de Pablo? Y esa es la respuesta, Cristo es un solo cuerpo y fue crucificado para nuestra salvación además fuimos bautizados en su nombre. Si todos nosotros nos consideráramos miembros del cuerpo de Cristo y respetáramos lo que a cada uno le fue dado, no estaríamos en divisiones, celosa y contiendas como dice Pablo en 1 Corintios 3:3porque aún sois carnales; pues habiendo entre vosotros celos, contiendas y disensiones, ¿no sois carnales, y andáis como hombres?”
La verdad es que mientras sigamos con religiones y doctrinas separadas que no provienen de Dios sino de los hombres, jamás lograremos el crecimiento necesario para obtener la salvación. Y si no logramos la salvación, lo que nos espera es la ira de Dios para los hijos de la desobediencia y por ende el infierno.

Por sus obras los conoceréis, dice la Palabra de Dios, de manera que es fácil determinar quien es quien en este mundo, unos son amigos del mundo, otros amigos de Dios y entre estos, unos obedientes y otros desobedientes, ¿en cual grupo se define usted?

Por Víctor Manuel Castro Chinchilla, Julio 2008.







julio 12, 2008 - Posted by | Estudios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: