Victorcastro’s Weblog

Just another WordPress.com weblog

En secreto

<!– /* Style Definitions */ p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal {mso-style-parent:””; margin:0cm; margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; font-size:12.0pt; font-family:”Times New Roman”; mso-fareast-font-family:”Times New Roman”;} a:link, span.MsoHyperlink {color:blue; text-decoration:underline; text-underline:single;} a:visited, span.MsoHyperlinkFollowed {color:purple; text-decoration:underline; text-underline:single;} @page Section1 {size:595.3pt 841.9pt; margin:70.85pt 3.0cm 70.85pt 3.0cm; mso-header-margin:35.4pt; mso-footer-margin:35.4pt; mso-paper-source:0;} div.Section1 {page:Section1;} –>
/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Table Normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin:0cm;
mso-para-margin-bottom:.0001pt;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:10.0pt;
font-family:”Times New Roman”;}

En secreto

Mateo 6:1 “Guardaos de hacer vuestra justicia delante de los hombres, para ser vistos de ellos; de otra manera no tendréis recompensa de vuestro Padre que está en los cielos.”

El secreto de hablar con Dios tiene una sola razón, Dios es espíritu y mora dentro de nuestro cuerpo. En otras palabras, el hablar con Dios es semejante al hablar con uno mismo o también hablar en nuestro pensamiento.

En la medida que vamos creciendo espiritualmente nos vamos dando cuenta que Dios no está ubicado arriba en los cielos solamente sino que también está dentro de nuestro cuerpo. Hay una secuencia bastante clara a lo largo de todos los tiempos que nos permiten ver como Dios aparece primero a Adán, luego a Abraham, luego a Moisés, a Noé y así en muchas ocasiones pero para comunicarse con él fue necesario hablar con voz clara. Podemos ver como comenzaron las cosas antes de Adán y entre Dios y Adán por ejemplo: en Génesis 1:3 “Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz.” Dios habló y la luz se hizo como obedeciendo a su mandato. Luego a la pareja de Adán y Eva, (v     28) “Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.” Los bendijo. Mas adelante se dirige a Adán personalmente diciéndole: Génesis 2:16 “Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer;” y aquí comenzó la comunicación del hombre con Dios, Génesis 3:8-10 “Y oyeron la voz de Jehová Dios que se paseaba en el huerto, al aire del día; y el hombre y su mujer se escondieron de la presencia de Jehová Dios entre los árboles del huerto. Mas Jehová Dios llamó al hombre, y le dijo: ¿Dónde estás tú? Y él respondió: Oí tu voz en el huerto, y tuve miedo, porque estaba desnudo; y me escondí.”

Luego Dios se comunico con Moisés en el monte de Orbe, Éxodo 3:4 “Viendo Jehová que él iba a ver, lo llamó Dios de en medio de la zarza, y dijo: !!Moisés, Moisés! Y él respondió: Heme aquí.” A partir de entonces Dios habló y el hombre escuchó, el hombre habló y Dios escuchó igualmente, había pues una comunicación verbal entre el hombre y Dios. Luego aparecieron los profetas que trajeron al Pueblo la voz de Dios como en 1 Samuel 15:10 “Y vino palabra de Jehová a Samuel, diciendo:” y así sucesivamente estuvo hablando Dios por medio de los profetas hasta el tiempo que apareció Jesús, allí terminó Dios de hablar por medio de profetas y comenzó a hablarle a Jesús solamente. Lo siguiente lo leemos en Hebreos 1:1-3 “Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo; el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas,” y esto otro: Mateo 17:4-6  “Entonces Pedro dijo a Jesús: Señor, bueno es para nosotros que estemos aquí; si quieres, hagamos aquí tres enramadas: una para ti, otra para Moisés, y otra para Elías. Mientras él aún hablaba, una nube de luz los cubrió; y he aquí una voz desde la nube, que decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia; a él oíd. Al oír esto los discípulos, se postraron sobre sus rostros, y tuvieron gran temor. “

Dios comenzó a hablar directamente a los hombres, luego aparecen los profetas y por último habla por medio de Jesucristo su Hijo amado. En nuestros tiempos no tenemos profetas ni tenemos a Jesús pero tenemos a Jesucristo que es el Emanuel, o sea Dios con nosotros. Hechos 2:4 “Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen.” 2 Pedro 1:21 “porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.” Lucas 12:11-12  “Cuando os trajeren a las sinagogas, y ante los magistrados y las autoridades, no os preocupéis por cómo o qué habréis de responder, o qué habréis de decir; porque el Espíritu Santo os enseñará en la misma hora lo que debáis decir.” Ya no hay profetas que hablen de parte de Dios porque ahora todos somos profetas pues Dios en su espíritu mora en nosotros. 1 Corintios 3:16 “¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?” 1 Corintios 6:19 “¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?”

Hoy en día, todos profetizamos, el apóstol Pablo nos dice lo siguiente: 1 Corintios 14:1 “ Seguid el amor; y procurad los dones espirituales, pero sobre todo que profeticéis.” Esto dignifica que Dios está habitando dentro de nosotros y que es Dios quien habla por medio nuestro, esta es la razón por la que Pedro declaró por inspiración del Espíritu Santo que Jesús es el Hijo del Dios viviente, veamos esto en: Mateo 16:16 “Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.”
¿De donde viene ese nombre de Dios como Dios viviente? La primera cita que encontramos es en: Deuteronomio 5:26 “Porque ¿qué es el hombre, para que oiga la voz del Dios viviente que habla de en medio del fuego, como nosotros la oímos, y aún viva?” la palabra Dios viviente significa un Dios que no solo está vivo sino que da vida a los muertos y eso es mas que estar vivo solamente, Salmos 80:18 ”Así no nos apartaremos de ti; Vida nos darás, e invocaremos tu nombre.” Dios es Dios viviente porque además de tener ojos y ver, oídos y oír, boca y hablar, manos y tocar, además de todo ello, nos da vida a nosotros los que estábamos muertos por nuestros pecados, Pablo lo dice así: Romanos 6:23 “Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.” Efesios 2:1 “Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados,”

Nuestro mensaje de hoy se titula, En Secreto, porque esa es la manera de comunicarnos con Dios que mora dentro de nuestro cuerpo. Nosotros usamos los labios para hablar con otras personas, pero para hablar con nosotros mismos no necesitamos los labios, sino que dentro de nosotros mismos de establece la comunicación. Eso es exactamente lo que sucede con Dios que habita dentro de nosotros. No necesitamos hablar para comunicarnos con Dios. De esto se desprenden los siguientes versos: Mateo 6:3-5  “Mas cuando tú des limosna, no sepa tu izquierda lo que hace tu derecha, para que sea tu limosna en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público. Y cuando ores, no seas como los hipócritas; porque ellos aman el orar en pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos de los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa. Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.

El hablar en secreto es una demostración que estamos viviendo en el Espíritu y que Dios mora en nuestro corazón, quienes aun estén orando en viva voz y busquen a Dios en los templos, es no conocen a Dios todavía y requieren de todo el proceso de la evangelización para alcanzar el reino de Dios. Hechos 17:24 “El Dios que hizo el mundo y todas las cosas que en él hay, siendo Señor del cielo y de la tierra, no habita en templos hechos por manos humanas,” 1 Corintios 6:19 “¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?” 2 Corintios 6:16 “¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos? Porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo: Habitaré y andaré entre ellos, Y seré su Dios, Y ellos serán mi pueblo.” Los ídolos son dioses muertos como lo establece la siguiente lectura: Salmos 115:1-8 “ No a nosotros, oh Jehová, no a nosotros,     Sino a tu nombre da gloria,   Por tu misericordia, por tu verdad. ¿Por qué han de decir las gentes: ¿Dónde está ahora su Dios? Nuestro Dios está en los cielos;     Todo lo que quiso ha hecho. Los ídolos de ellos son plata y oro, Obra de manos de hombres. Tienen boca, mas no hablan; Tienen ojos, mas no ven; Orejas tienen, mas no oyen;   Tienen narices, mas no huelen; Manos tienen, mas no palpan; Tienen pies, mas no andan; No hablan con su garganta. Semejantes a ellos son los que los hacen, Y cualquiera que confía en ellos.”

Nuestra oración a Dios debe ser en secreto, allí es donde él nos escucha, si le hablamos con la garganta, nunca nos escuchará pero si le hablamos con el corazón seguro que nos escucha y nos atiende. A Dios no le podemos engañar y cuando le hablamos con los labios, esta es su respuesta: Isaías 29:13 “Dice, pues, el Señor: Porque este pueblo se acerca a mí con su boca, y con sus labios me honra, pero su corazón está lejos de mí, y su temor de mí no es más que un mandamiento de hombres que les ha sido enseñado;” Marcos 7:6 “Respondiendo él, les dijo: Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, como está escrito: Este pueblo de labios me honra, Mas su corazón está lejos de mí.” El propósito de Dios era primero escribir en tablas de piedra sus leyes y posteriormente escribirlas en nuestros corazones, Hebreos 10:15-17  “Y nos atestigua lo mismo el Espíritu Santo; porque después de haber dicho: Este es el pacto que haré con ellos Después de aquellos días, dice el Señor: Pondré mis leyes en sus corazones,   Y en sus mentes las escribiré, añade: Y nunca más me acordaré de sus pecados y transgresiones.” Colosenses 3:23 “Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres;” no hagáis nada para ser visto por los hombres,. Todo lo que hagáis, hacedlo para Dios en secreto.

Por Victor Manuel Castro Chinchilla, Julio 2008.







julio 11, 2008 - Posted by | Estudios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: