Victorcastro’s Weblog

Just another WordPress.com weblog

El adulterio

<!– /* Style Definitions */ p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal {mso-style-parent:””; margin:0cm; margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; font-size:12.0pt; font-family:”Times New Roman”; mso-fareast-font-family:”Times New Roman”;} a:link, span.MsoHyperlink {color:blue; text-decoration:underline; text-underline:single;} a:visited, span.MsoHyperlinkFollowed {color:purple; text-decoration:underline; text-underline:single;} p {mso-margin-top-alt:auto; margin-right:0cm; mso-margin-bottom-alt:auto; margin-left:0cm; mso-pagination:widow-orphan; font-size:12.0pt; font-family:”Times New Roman”; mso-fareast-font-family:”Times New Roman”;} span.keywordresultextras {mso-style-name:keywordresultextras;} span.sup {mso-style-name:sup;} span.eacep {mso-style-name:eacep;} @page Section1 {size:595.3pt 841.9pt; margin:70.85pt 3.0cm 70.85pt 3.0cm; mso-header-margin:35.4pt; mso-footer-margin:35.4pt; mso-paper-source:0;} div.Section1 {page:Section1;} –>
/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Table Normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin:0cm;
mso-para-margin-bottom:.0001pt;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:10.0pt;
font-family:”Times New Roman”;}

El adulterio

Éxodo 20:14No cometerás adulterio.” Es uno de los mandamientos de Dios, uno que es poco respetado y aun, menos entendido. Y no es solo contemplado en el Antiguo Testamento como algo que debe ser puesto a un lado sino que el mismo Jesús lo confirma en Mateo 19:18Le dijo: ¿Cuáles? Y Jesús dijo: No matarás. No adulterarás. No hurtarás. No dirás falso testimonio.”

Jesús dijo acerca del adulterio: Mateo 15:19Porque del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, las fornicaciones, los hurtos, los falsos testimonios, las blasfemias.” Pablo habla del adulterio como un incumplimiento al segundo mas importante mandamiento de Dios. Romanos 13:9Porque: No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no dirás falso testimonio, no codiciarás, y cualquier otro mandamiento, en esta sentencia se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.” Y agrega que el adulterio no es sino una demostración que se vive en la carne y no en el espíritu, Gálatas 5:19Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia,” sin embargo Jesús nos plantea que el adulterio comienza en la carne pero termina en el espíritu cuando dice: Mateo 5:28Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón.” No olvidemos lo anterior Porque del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, las fornicaciones,” si sale del corazón es problema espiritual, si es en el apetito de la carne es problema carnal.

No vamos a analizar el adulterio desde el punto de vista carnal, porque todo acto hecho en la carne es desagradable a Dios y eso incluye Gálatas 5:19-21 “adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.” El pecado del adulterio es igual a fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías porque todo eso es cosa de la carne y no del espíritu. Pero vamos a ver este asunto desde el punto de vista espiritual que es lo que mas debe preocuparnos, porque si estamos aun viviendo en la carne, tenemos el favor de Dios que dice Juan 3:16Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.” Y si nos preocupa que los que conocen a Dios cometan adulterio como lo explica en Hebreos 10:  26-27 “Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados, sino una horrenda expectación de juicio, y de hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios.” Es en este caso que nos preocupa y por eso escribimos acerca del pecado del adulterio.

Ya Jesús nos dio la pauta diciendo en Mateo 5:28 Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón.” Insisto que anotemos que el pecado malo es el que sale del corazón y no el que brota en la carne. Porque pecar en la carne tiene la gracia de ser perdonado y limpiado por el evangelio de la salvación pero el pecado en el espíritu no será perdonado nunca como bien lo dice en Mateo 12:31 Por tanto os digo: Todo pecado y blasfemia será perdonado a los hombres; mas la blasfemia contra el Espíritu no les será perdonada.”

Comencemos pues por ver el pecado en la parte espiritual y no en la carnal. Se comete el pecado del adulterio cuando de nuestro corazón salen los malos pensamientos y deseos, eso se llama concupiscencia y luego prosigue el pecado causando la muerte espiritual. ¿Cuando se adultera? Definamos primeramente esta palabra según nuestro diccionario de la lengua española: “adulterio”, significa Adulterado, corrompido, mismo que Dañado, perverso, torcido. En otras palabras adulterio es el matrimonio dañado, adulterado, corrompido y perverso. Según Dios, la pareja es una unión carnal efectiva según vemos en Génesis 2:24
”Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.” Esta unión perfecta proviene de Dios porque además se nos ha dicho: Mateo 19:6Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre.” Y el punto importante es definir cuando y como Dios une a la pareja, porque de sobra conocemos como los hombres llegan a decretar la unión matrimonial, pero una cosa son los hombres y otra cosa es Dios. Nos interesa como es que Dios hace dicha unión. ¿a quien consultamos? Al mismo Dios, él tiene siempre las respuestas y la podemos ver aun en figuras de otras cosas que Dios ha creado como esta: 1 Corintios 6:17Pero el que se une al Señor, un espíritu es con él.” Este es otro tipo de matrimonio o casamiento entre Dios como espíritu Santo y el hombre, note la similitud con Génesis 2:24”Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.” El hombre se une a su mujer como el hombre se une al Señor, en ambos casos hay un matrimonio, solo que el primero es en la carne y el segundo es en el espíritu.

Así como en la carne, también en el espíritu existe el adulterio y en ambos casos tanto el hombre como la mujer pueden resultar en adúlteros. Si uno de los dos, en el caso de la pareja, se une a un tercero, sucede el adulterio, en el espíritu también, solo que espiritualmente le corresponde al ser humano ser adultero porque la otra parte es Dios quien no puede ser adultero. Si un hombre casado se relaciona con una mujer que no es la suya, comete adulterio, si una mujer casada se relaciona con un hombre que no es el suyo, comete adulterio, si una persona sea hombre o mujer se relaciona con un dios ajeno, comete adulterio. Hay varios versos especialmente en el antiguo testamento que declaran a toda una nación como adultera por amar dioses ajenos al Dios verdadero. Jeremías 9:2
”!!Oh, quién me diese en el desierto un albergue de caminantes, para que dejase a mi pueblo, y de ellos me apartase! Porque todos ellos son adúlteros, congregación de prevaricadores.” O Oseas 3:1Me dijo otra vez Jehová: Ve, ama a una mujer amada de su compañero, aunque adúltera, como el amor de Jehová para con los hijos de Israel, los cuales miran a dioses ajenos, y aman tortas de pasas.” Isaías 57:3Mas vosotros llegaos acá, hijos de la hechicera, generación del adúltero y de la fornicaria.” Jeremías 23:10Porque la tierra está llena de adúlteros; a causa de la maldición la tierra está desierta; los pastizales del desierto se secaron; la carrera de ellos fue mala, y su valentía no es recta.” Mateo 12:39El respondió y les dijo: La generación mala y adúltera demanda señal; pero señal no le será dada, sino la señal del profeta Jonás.” Jeremías 3:9Y sucedió que por juzgar ella cosa liviana su fornicación, la tierra fue contaminada, y adulteró con la piedra y con el leño.” ¿Qué significa la piedra y el leño? Significa que los hombres religiosos se hacen esculturas de piedra y tallados de madera para hacerse dioses a quienes adorar apartándose del Dios vivo que dice: Juan 4:23Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren.”

Nos estamos acercando al pecado del adulterio, no en la carne porque ese aun tiene pendiente el perdón de pecados mediante el evangelio, pero si llegamos al conocimiento del adulterio espiritual, aquel que significa tener amores con un Dios que no es el Dios vivo, el Dios conocido desde la antigüedad como el Dios de Israel, Génesis 28:13Y he aquí, Jehová estaba en lo alto de ella, el cual dijo: Yo soy Jehová, el Dios de Abraham tu padre, y el Dios de Isaac; la tierra en que estás acostado te la daré a ti y a tu descendencia.” Éxodo 3:6Y dijo: Yo soy el Dios de tu padre, Dios de Abraham, Dios de Isaac, y Dios de Jacob. Entonces Moisés cubrió su rostro, porque tuvo miedo de mirar a Dios.” Este y solo este es el Dios que adoramos, no a otro ni menos de leña o piedra. Cualquier otro dios es ajeno y está escrito como un mandamiento que dice: Éxodo 34:14Porque no te has de inclinar a ningún otro dios, pues Jehová, cuyo nombre es Celoso, Dios celoso es.”

Hay adulterio físico y hay adulterio espiritual, el físico es perdonable a los hombres porque se trata de un pecado carnal, pero el espiritual, es un pecado imperdonable, como dice Mateo 12:32A cualquiera que dijere alguna palabra contra el Hijo del Hombre, le será perdonado; pero al que hable contra el Espíritu Santo, no le será perdonado, ni en este siglo ni en el venidero.” No quisiera extenderme para que veamos el pecado del adulterio desde el punto de vista terrenal porque se sobra es conocido que se trata de una relación mas allá del matrimonio sea el varón o la hembra, sino que centremos nuestra atención al pecado imperdonable del adulterio por tener uno o varios dioses ajenos al verdadero y único Dios nuestro. El problema de los dioses ajenos surge en las congregaciones, denominaciones o religiones, porque el pueblo de Dios, los hijos de Dios no pueden nunca adorar un Dios que no sea su padre celestial. Solamente las naciones paganas, los gentiles, que no conocen a Dios, pueden darse figuras o estatuas de dioses muertos. Salmos 115:4-6 “Los ídolos de ellos son plata y oro, Obra de manos de hombres. Tienen boca, mas no hablan; Tienen ojos, mas no ven; Orejas tienen, mas no oyen; Tienen narices, mas no huelen;   Manos tienen, mas no palpan; Tienen pies, mas no andan; No hablan con su garganta. Semejantes a ellos son los que los hacen, Y cualquiera que confía en ellos.”

Por Victor Manuel Castro Chinchilla, Julio 2008.








julio 5, 2008 - Posted by | Estudios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: