Victorcastro’s Weblog

Just another WordPress.com weblog

Lo abominable

<!– /* Style Definitions */ p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal {mso-style-parent:””; margin:0cm; margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; font-size:12.0pt; font-family:”Times New Roman”; mso-fareast-font-family:”Times New Roman”;} h3 {mso-style-next:Normal; margin-top:12.0pt; margin-right:0cm; margin-bottom:3.0pt; margin-left:0cm; mso-pagination:widow-orphan; page-break-after:avoid; mso-outline-level:3; font-size:13.0pt; font-family:Arial; font-weight:bold;} h4 {mso-style-next:Normal; margin-top:12.0pt; margin-right:0cm; margin-bottom:3.0pt; margin-left:0cm; mso-pagination:widow-orphan; page-break-after:avoid; mso-outline-level:4; font-size:14.0pt; font-family:”Times New Roman”; font-weight:bold;} a:link, span.MsoHyperlink {color:blue; text-decoration:underline; text-underline:single;} a:visited, span.MsoHyperlinkFollowed {color:purple; text-decoration:underline; text-underline:single;} p {mso-margin-top-alt:auto; margin-right:0cm; mso-margin-bottom-alt:auto; margin-left:0cm; mso-pagination:widow-orphan; font-size:12.0pt; font-family:”Times New Roman”; mso-fareast-font-family:”Times New Roman”;} span.keywordresultextras {mso-style-name:keywordresultextras;} span.sup {mso-style-name:sup;} span.eacep {mso-style-name:eacep;} span.eordenaceplema {mso-style-name:eordenaceplema;} span.eabrvnoedit {mso-style-name:eabrvnoedit;} span.ereflema {mso-style-name:ereflema;} span.eabrv {mso-style-name:eabrv;} span.eejemplo {mso-style-name:eejemplo;} @page Section1 {size:595.3pt 841.9pt; margin:70.85pt 3.0cm 70.85pt 3.0cm; mso-header-margin:35.4pt; mso-footer-margin:35.4pt; mso-paper-source:0;} div.Section1 {page:Section1;} /* List Definitions */ @list l0 {mso-list-id:1557161892; mso-list-template-ids:-1761576640;} @list l0:level1 {mso-level-tab-stop:36.0pt; mso-level-number-position:left; text-indent:-18.0pt;} ol {margin-bottom:0cm;} ul {margin-bottom:0cm;} –>
/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Table Normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin:0cm;
mso-para-margin-bottom:.0001pt;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:10.0pt;
font-family:”Times New Roman”;}

Lo abominable

Entonces les dijo: Vosotros sois los que os justificáis a vosotros mismos delante de los hombres; mas Dios conoce vuestros corazones; porque lo que los hombres tienen por sublime, delante de Dios es abominación.” (Lucas 16:15)

La palabra abominación significa Que merece ser condenado o aborrecido. Y tomando esta definición vemos que lo que para los hombres es sublime, para Dios es condenado o aborrecido. Esta definición nos pone en un precario sistema de vida especialmente en lo que concierne con las religiones. Si meditamos un momento acerca de esto, nos estaremos dando cuenta que todo lo que hacemos para agradar a Dios es aborrecido por El. Partamos de aquel bello gesto de Caín, el primer hijo de la primera pareja en este planeta, Caín presentó una ofrenda a Dios, veamos en Génesis 4:3 ”Y aconteció andando el tiempo, que Caín trajo del fruto de la tierra una ofrenda a Jehová.” Génesis 4:5pero no miró con agrado a Caín y a la ofrenda suya. Y se ensañó Caín en gran manera, y decayó su semblante.” La palabra “ensañó” significa que se Irritó, se enfureció y que pensó con deleite en causar daño o dolor a su hermano, quien no pudo defenderse. (v    8) “Y dijo Caín a su hermano Abel: Salgamos al campo. Y aconteció que estando ellos en el campo, Caín se levantó contra su hermano Abel, y lo mató.

Podemos notar aquí, la reacción de quien tuvo la buena intención de agradar a Dios y como resultado de su acción, recibe la desaprobación de Dios y a consecuencia se desencadena su maldad, misma que fue la causa del rechazo divino. 1 Juan 3:12No como Caín, que era del maligno y mató a su hermano. ¿Y por qué causa le mató? Porque sus obras eran malas, y las de su hermano justas.” Dios conoce el corazón de los hombres y sabe si sus ofrendas son agradables o desagradables, porque Dios no es como el hombre que califica el valor de las ofrendas, Dios ve el valor que hay en el corazón y si la ofrenda del bueno es poca, para Dios es grande pero si la ofrenda del malo es rica, para Dios es mala. Hebreos 11:4Por la fe Abel ofreció a Dios más excelente sacrificio que Caín, por lo cual alcanzó testimonio de que era justo, dando Dios testimonio de sus ofrendas; y muerto, aún habla por ella.”

Lo que para Dios es abominable, para los hombres es sublime, que triste realidad para muchos que han dedicado sus vidas a las actividades en la iglesia y creen que son preferidos de Dios y que tienen asegurado un asiento en el cielo eterno. Esta clase de gente son aquellos que cuenta Mateo 7: 21-23 “No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.” Si usted anotó se dará cuenta que esos, hacedores de maldad, dedicaban su tiempo en hacer milagros, profetizando, echando fuera demonios y todo lo que en la iglesia es planificado como ofrenda agradable a Dios. Pero veamos lo que dice Dios a este tipo de gente: Isaías 29:13Dice, pues, el Señor: Porque este pueblo se acerca a mí con su boca, y con sus labios me honra, pero su corazón está lejos de mí, y su temor de mí no es más que un mandamiento de hombres que les ha sido enseñado.”

Quiero hacer suficiente énfasis en que las religiones, ninguna, nos lleva a Dios. Lo unido que nos encamina al Dios Padre es nuestro Señor Jesucristo quien dijo: Juan 14:6Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.” Juan 11:25Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá.” El problema de las religiones se llama “la tradición” o sea seguir pautas provenientes de los hombres y desobedecer lo que Dios diga. En el verso de arriba que vimos y que dice: “Porque este pueblo se acerca a mí con su boca, y con sus labios me honra, pero su corazón está lejos de mí, y su temor de mí no es más que un mandamiento de hombres que les ha sido enseñado.” Eso, los mandamientos de los hombres es el contrapeso a los mandamientos de Dios, ese es quizá el mayor problema de la iglesia actual que se deja llevar por la tradición, lo que siempre se ha dicho. La palabra tradición significa: Transmisión de noticias, composiciones literarias, doctrinas, ritos, costumbres, etc., hecha de generación en generación.. Noticia de un hecho antiguo transmitida de este modo.. Doctrina, costumbre, etc., conservada en un pueblo por transmisión de padres a hijos.. Elaboración literaria, en prosa o verso, de un suceso transmitido por tradición oral. Entrega a alguien de algo. Tradición de una cosa vendida. Conjunto de los textos, conservados o no, que a lo largo del tiempo han transmitido una determinada obra. Este asunto de las tradiciones humanas es algo que debemos observar muy de cerca porque se contrapone a Dios y eso a su vez es causa de condenación y castigo. Nehemías 9:29Les amonestaste a que se volviesen a tu ley; mas ellos se llenaron de soberbia, y no oyeron tus mandamientos, sino que pecaron contra tus juicios, los cuales si el hombre hiciere, en ellos vivirá; se rebelaron, endurecieron su cerviz, y no escucharon.” Salmos 112:1Bienaventurado el hombre que teme a Jehová, Y en sus mandamientos se deleita en gran manera.” Salmos 119:134Líbrame de la violencia de los hombres, Y guardaré tus mandamientos.” Mateo 5:19De manera que cualquiera que quebrante uno de estos mandamientos muy pequeños, y así enseñe a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos; mas cualquiera que los haga y los enseñe, éste será llamado grande en el reino de los cielos.” Marcos 7:8Porque dejando el mandamiento de Dios, os aferráis a la tradición de los hombres: “ Hay religiones que no solo se guían por la Biblia como la Palabra de Dios sino que observan con gran respeto las tradiciones de los hombres y se dan el lujo de seleccionar entre ambas la mas adecuada a sus intereses sea personales o de grupo.

Lo abominable, lo irritable y lo desagradable para Dios es lo que a los hombres les es sublime, que cosa mas triste, si nos diéramos cuenta del efecto que produce nuestro buen deseo y que ocasiona disgusto a Dios, inmediatamente recapacitaríamos y corregiríamos, pero el problema es que no lo podemos hacer porque así como en Caín que quiso agradar a Dios, aun con una buena ofrenda, también nosotros queriendo agradar a Dios, le causamos disgusto, irritación y estupor a causa de que Dios quien mora en nuestros corazones no ve con agrado lo que hacemos para agradarle. Solo piense usted como se siente una persona que estando apestada de sudor y malos olores se baña de perfume para agradar a su compañero o compañera, eso es lo mismo que Dios siente cuando mezclamos nuestra podredumbre con un poco de perfume.

El engaño que nos produce la religión es que como resultado surgen los santos y los profetas y los hombres de Dios que a nuestro juicio son merecedores de nuestra más alta estima y condecoración. Y si escuchamos a Dios cuando dice por medio del salmista:  Salmos 14:3Todos se desviaron, a una se han corrompido; No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno.” Y el apóstol Pablo que dice: Romanos 3:23por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios,” y Romanos 3:12Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles; No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno.” Mas otra vez el salmista diciendo: Salmos 51:5He aquí, en maldad he sido formado, Y en pecado me concibió mi madre.” Y a Jesús cuando dice: Mateo 19: 17 “¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno sino uno: Dios.” Y si vemos por el otro lado en la religión, se destaca a los hombres que hacen milagros y se les declara santos, de parte de los mismos hombres como cuando uno de ellos muere y son ensalzados a lo máximos niveles celestiales. Cayendo en lo que Dios ha dicho de que “lo que los hombres tienen por sublime, delante de Dios es abominación.” (Lucas 16:15)

Nuestro caminar debe ser como Cristo, llenos de humildad, de santidad y de mansedumbre, pero sin buscar ser ensalzado porque hay una ley de Dios que dice: Isaías 2:11La altivez de los ojos del hombre será abatida, y la soberbia de los hombres será humillada; y Jehová solo será exaltado en aquel día.” Isaías 5:15
”Y el hombre será humillado, y el varón será abatido, y serán bajados los ojos de los altivos.” Isaías 10:33He aquí el Señor, Jehová de los ejércitos, desgajará el ramaje con violencia, y los árboles de gran altura serán cortados, y los altos serán humillados.” Isaías 29:4Entonces serás humillada, hablarás desde la tierra, y tu habla saldrá del polvo; y será tu voz de la tierra como la de un fantasma, y tu habla susurrará desde el polvo.” Mateo 23:12Porque el que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido.”

No hay uno bueno, solo Dios, esa es la opinión de Jesucristo y adicionalmente podemos agregar: Romanos 5:12Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron.” Este es el punto que debemos mantener en la mente, todos pecaron y están destituidos de la gloria de Dios. No hay uno solio bueno, solo Dios. Este es un ejercicio que debemos practicar cada uno de nosotros, en considerarnos pecadores y dignos de ser humillados para que se cumpla en nosotros aquella palabra de Dios que dice: Filipenses 2:1-11

Humillación y exaltación de Cristo “Por tanto, si hay alguna consolación en Cristo, si algún consuelo de amor, si alguna comunión del Espíritu, si algún afecto entrañable, si alguna misericordia, completad mi gozo, sintiendo lo mismo, teniendo el mismo amor, unánimes, sintiendo una misma cosa. Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo; no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros. Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre. “

Ahora quiero llevarlos a otro escenario. Considerando todo esto malo del hombre, y sabiendo Dios que su deseo es que todos seamos salvos por su palabra que dice: 1 Timoteo 2:3-5 “Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad. Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre, “ el deseo de Dios es que conozcamos la verdad y esa verdad incluye que sepamos lo que somos en realidad, pecadores que hemos nacido bajo pecado y como el mismo apóstol dice: Romanos 7:14
”Porque sabemos que la ley es espiritual; mas yo soy carnal, vendido al pecado.” Y además expresa: Romanos 7:24!!Miserable de mí! ¿quién me librará de este cuerpo de muerte?” Conociendo esta verdad, podemos ver que claramente hay un camino al Padre y es Jesucristo hombre quien dijo: Juan 14:6Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.” La única manera, el único camino, es seguir a Jesucristo quien es a la vez el camino a Dios. Veamos cual fue la receta de Jesús a aquel hombre deseoso de entrar en la vida: Mateo 19: 16-22 “Entonces vino uno y le dijo: Maestro bueno, ¿qué bien haré para tener la vida eterna? El le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno sino uno: Dios. Mas si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos. Le dijo: ¿Cuáles? Y Jesús dijo: No matarás. No adulterarás. No hurtarás. No dirás falso testimonio. Honra a tu padre y a tu madre; y, Amarás a tu prójimo como a ti mismo. El joven le dijo: Todo esto lo he guardado desde mi juventud. ¿Qué más me falta? Jesús le dijo: Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven y sígueme. Oyendo el joven esta palabra, se fue triste, porque tenía muchas posesiones. “ Otra versión dice: Marcos 10:21Entonces Jesús, mirándole, le amó, y le dijo: Una cosa te falta: anda, vende todo lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme, tomando tu cruz.” En otro lado Jesús dice: Mateo 16:24Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame.”

La clave para ser agradable a Dios, no es estar metido en el templo haciendo actividades religiosas, sino seguir a Jesús las 24 horas del día, no buscándolo en el templo hecho por hombres sino en el templo hecho por Dios. Pues claramente lo dice en Hechos 7:47-49 “Mas Salomón le edificó casa; si bien el Altísimo no habita en templos hechos de mano, como dice el profeta: El cielo es mi trono, Y la tierra el estrado de mis pies. ¿Qué casa me edificaréis? dice el Señor; ¿O cuál es el lugar de mi reposo? “ luego nos aclara: Romanos 8:9Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él.” Por lo tanto para agradar a Dios no le vamos a buscar en los templos hechos por el hombre sino que procederemos como Dios dice: 1 Corintios 3:16¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?” busquemos pues a Dios en nuestro corazón porque allí es donde él vive. Y si Dios vive en nuestro corazón también vive en el corazón de los demás, asiéndonos a todos miembros de un solo cuerpo como dice el apóstol Pablo en 1 Corintios 12:13Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo, sean judíos o griegos, sean esclavos o libres; y a todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu.” Porque quiero, hermanos que sepáis que quien mora en nuestro cuerpo no somos nosotros sino Dios. 1 Corintios 3:16¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?” y ese es el deseo de Dios para que le seamos agradables y que nuestra ofrenda también sea agradable. no llevándole flores ni lo mas gordo de las ovejas, sino nuestro cuerpo santo y agradable para Dios: Romanos 12:1Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional.”

No olviden que lo abominable a Dios es lo sublime de los hombres y que la ofrenda agradable a Dios es que nos parezcamos a su hijo Jesús teniendo su mismo espíritu. Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él.” Todo en obediencia su deseo cuando dijo: Mateo 28:19Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;”

¿Quiere usted ser desagradable a Dios y causarle irritación y rechazo? Siga los mandamientos de los hombres (tradición) y apártese de la palabra de Dios. Dedique su tiempo a la iglesia haciendo milagros, echando fuera demonios, profetizando y olvidándose de la voluntad del Padre celestial. ¿Quiere ser agradable a Dios? Siga a Jesucristo y sea como es él: humillase y será enaltecido, sea obediente hasta la muerte.


por Victor Manuel Castro Chinchilla. Julio 2008.






julio 3, 2008 - Posted by | Estudios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: