Victorcastro’s Weblog

Just another WordPress.com weblog

Cuantas muertes tendremos

<!– /* Style Definitions */ p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal {mso-style-parent:””; margin:0cm; margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; font-size:12.0pt; font-family:”Times New Roman”; mso-fareast-font-family:”Times New Roman”;} a:link, span.MsoHyperlink {color:blue; text-decoration:underline; text-underline:single;} a:visited, span.MsoHyperlinkFollowed {color:purple; text-decoration:underline; text-underline:single;} p {mso-margin-top-alt:auto; margin-right:0cm; mso-margin-bottom-alt:auto; margin-left:0cm; mso-pagination:widow-orphan; font-size:12.0pt; font-family:”Times New Roman”; mso-fareast-font-family:”Times New Roman”;} span.keywordresultextras {mso-style-name:keywordresultextras;} span.sup {mso-style-name:sup;} @page Section1 {size:595.3pt 841.9pt; margin:70.85pt 3.0cm 70.85pt 3.0cm; mso-header-margin:35.4pt; mso-footer-margin:35.4pt; mso-paper-source:0;} div.Section1 {page:Section1;} –>
/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Table Normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin:0cm;
mso-para-margin-bottom:.0001pt;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:10.0pt;
font-family:”Times New Roman”;}

Cuantas muertes tendremos.

Hebreos 9:27Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio,” Efesios 2:1Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados,”

Este es un tema altamente complicado de explicar, todo mundo sabe que nacemos y morimos y en esa base aceptamos lo primero que dice: “está establecido para los hombres que mueran una sola vez”, pero tenemos problemas para entender lo segundo que dice: Y él (Cristo) os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados,” La confusión reina a partir de que para nosotros el nacimiento es cuando salimos del vientre de nuestra madre, pero bíblicamente hablando el nacimiento comienza cuando Cristo nos da vida después de haber estado muertos. Luego surge la pregunta: ¿Si estábamos muertos cuando Cristo nos dio vida, cuando realmente fue que morimos? ¿Nacimos muertos o en algún momento morimos antes de Cristo viniera a nuestra vida?

Si consultamos la Biblia vamos a encontrar esto que sigue: Romanos 7:12-14 “De manera que la ley a la verdad es santa, y el mandamiento santo, justo y bueno. ¿Luego lo que es bueno, vino a ser muerte para mí? En ninguna manera; sino que el pecado, para mostrarse pecado, produjo en mí la muerte por medio de lo que es bueno, a fin de que por el mandamiento el pecado llegase a ser sobremanera pecaminoso. Porque sabemos que la ley es espiritual; mas yo soy carnal, vendido al pecado.“ Tomemos la palabra “carnal” como clave para entender esto. Pablo dice: Yo soy carnal, vendido al pecado, y para reforzar traemos esta lectura que dice: Romanos 6:23Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.” O sea que estoy muerto, pero Dios me da vida en Cristo Jesús. Esto nos aclara aquello de que Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados,” cuando yo peco, muero y viene Cristo y me da vida. Esto es entendible porque la palabra de Dios dice lo siguiente: Juan 3:18El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.” Nos vamos acercando un poco mas, yo muero al pecar y Cristo viene y me da vida solo si creo en él. Ahora vemos mas claro esto que dijimos: Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.” Jesús también dijo: Juan 11:25Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá.” O sea que si yo estando muerto por mis delitos y pecados pero creyendo en Cristo, el viene y me resucita y me da vida nuevamente.

Todo esto parece estar bastante claro partiendo desde el punto de que al pecar morimos y luego por la gracia de Dios resucitamos, Juan 10:10El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.” ¿Qué es vida en abundancia? Romanos 5:17
”Pues si por la transgresión de uno solo reinó la muerte, mucho más reinarán en vida por uno solo, Jesucristo, los que reciben la abundancia de la gracia y del don de la justicia.” Y lógicamente que esta vida en Cristo es eterna como lo dice en Daniel 12:2Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua.” Aquí hay un nuevo elemento, no habíamos considerado a los que no creen en Jesucristo y por lo tanto no recibirán la vida eterna, a estos es que se les dice: “otros para vergüenza y confusión perpetua.”

Pero regresemos un poco a ver que es lo que sucede desde nuestro nacimiento carnal hasta el momento en que Cristo viene y nos resucita. Porque todos nacemos carnalmente. El Rey David en uno de sus salmos dice lo siguiente Salmos 51:5He aquí, en maldad he sido formado, Y en pecado me concibió mi madre.” Y el apóstol Pablo dice esto otro: Romanos 3:23por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios,” Romanos 5:12Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron.” Luego podemos decir claramente que todo esto es del orden espiritual porque si yo fui concebido en pecado y si todos hemos pecado y estamos destituidos de la gloria de Dios, entonces el pecado y la muerte son espirituales y no carnales, eso me dice claramente que yo he nacido carnalmente en pecado o sea he nacido espiritualmente muerto. Ahora si entiendo por qué cuando Cristo viene a mi, se produce la resurrección de mi vida. Ahora si estoy claro, todos nacemos muertos espiritualmente por el pecado de Adán pero algunos podemos experimentar la resurrección mediante el creer en Jesucristo quien nos da la vida en abundancia.

Nos queda lo otro, el primer verso de hoy que dice:Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio” lo que significa que si yo he nacido muerto, la muerte no existirá para mi a menos que resucite y tenga vida, en ese caso si vendrá la muerte para mi. En otras palabras quien nace muerto no puede morir, pero si puede morir quien está vivo. Luego la muerte que está hablando es para aquellos que fueron resucitados por Cristo. De nuevo, quien nace muerto no puede morir, y solo puede morir quien tiene vida. La ley no se aplica a los que nacen muertos en pecados sino a los que habiendo recibido la vida pecan. Ahora si podemos entender la siguiente palabra: Hebreos 10:26-27 “ Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados, sino una horrenda expectación de juicio, y de hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios.”

Vamos a resumir lo que hasta este momento hemos podido aclarar: Todos nacemos muertos por los pecados de Adán, en el camino podemos ser resucitados por Cristo y asumir vida en abundancia. Pero si pecáramos ya no tendremos el sacrificio de Jesucristo que nos perdonó todo los pecados y solo nos queda el juicio. Ahora vemos claramente el verso en mención: Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio.” O sea que para aquellos que habiendo recibido la vida en Cristo, volviesen a pecar, ya no hay mas perdón de pecados ni muerte de Cristo que les valga sino que pasan a la segunda etapa de esperar el juicio que es para todos. 2 Corintios 5:10Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo.” Y podemos entender a Pablo que dijo: 2 Timoteo 4:6-8 “Porque yo ya estoy para ser sacrificado, y el tiempo de mi partida está cercano. He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida.”

A lo largo de nuestra existencia, todos nacemos muertos en pecado, Cristo nos da su vida si creemos en él y si logramos llegar al final, tendremos una corona de justicia o un castigo eterno, todo dependerá de lo que hayamos hecho en nuestra vida: Ahora vemos claro aquellos dos mandamientos de Jesús que dijo: Marcos 12:  28-34 “Acercándose uno de los escribas, que los había oído disputar, y sabía que les había respondido bien, le preguntó: ¿Cuál es el primer mandamiento de todos? Jesús le respondió: El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es. Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo No hay otro mandamiento mayor que éstos. Entonces el escriba le dijo: Bien, Maestro, verdad has dicho, que uno es Dios, y no hay otro fuera de él; y el amarle con todo el corazón, con todo el entendimiento, con toda el alma, y con todas las fuerzas, y amar al prójimo como a uno mismo, es más que todos los holocaustos y sacrificios. Jesús entonces, viendo que había respondido sabiamente, le dijo: No estás lejos del reino de Dios. Y ya ninguno osaba preguntarle.” El mandamiento de amar al prójimo es el resumen de todo lo contenido en los libros de Moisés y en los profetas, Gálatas 5:14Porque toda la ley en esta sola palabra se cumple: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.” El que no ama está muerto, 1 Juan 4:20Si alguno dice: Yo amo a Dios, y aborrece a su hermano, es mentiroso. Pues el que no ama a su hermano a quien ha visto, ¿cómo puede amar a Dios a quien no ha visto?” Este amor al prójimo lo p uso Jesús como una prueba máxima para decidir quienes van a la vida eterna y quienes van al castigo eterno. Mateo 25:35Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis;” Mateo 25:42Porque tuve hambre, y no me disteis de comer; tuve sed, y no me disteis de beber;” (v.v. 44-46)”Entonces también ellos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, sediento, forastero, desnudo, enfermo, o en la cárcel, y no te servimos? Entonces les responderá diciendo: De cierto os digo que en cuanto no lo hicisteis a uno de estos más pequeños, tampoco a mí lo hicisteis. E irán éstos al castigo eterno, y los justos a la vida eterna.”

Tenemos una pregunta que debemos dejar clara: Una persona que nace muerta en pecados y nunca recibe a Cristo en su corazón, cual es su destino final? Tenemos una palabra clave para responder y es esta: Juan 11:25Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá.” Esto es para aquellos que están muertos en sus delitos y pecados y que no han conocido a Cristo pero que mantienen en su corazón una creencia de un ser en lo alto que puede resolver situaciones, este es el caso de los alcohólicos anónimos que les enseñan a creer en un ser superior. También involucra a aquellos pecadores que cometen pecados no de muerte como lo dice: 1 Juan 5:17Toda injusticia es pecado; pero hay pecado no de muerte.” Pablo hace referencia a esto en Romanos 7:22-24 “Porque según el hombre interior, me deleito en la ley de Dios; pero veo otra ley en mis miembros, que se rebela contra la ley de mi mente, y que me lleva cautivo a la ley del pecado que está en mis miembros. !!Miserable de mí! ¿quién me librará de este cuerpo de muerte?” o sea que el cuerpo carnal seguirá cometiendo pecado porque es carne como lo dijo Dios un día en Génesis 6:3Y dijo Jehová: No contenderá mi espíritu con el hombre para siempre, porque ciertamente él es carne; mas serán sus días ciento veinte años.” Y además dijo Jesús: 1 Juan 3:9Todo aquel que es nacido de Dios, no practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él; y no puede pecar, porque es nacido de Dios.” O sea que el pecado en la carne no es tomado en cuenta por Dios una vez nacido en el espíritu, en cumplimiento de su promesa que dijo: Isaías 1:18Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana.”

Mientras somos carnales, Dios nos considera como la tierra, pero cuando nacemos de nuevo en el espíritu, Dios nos considera como sus hijos. Cuando el evangelio es predicado, la vida de Dios es impartida por medio de la Palabra a los que son tierra, la palabra es como una semilla que germina en la tierra y nace una planta, eso es el espíritu dentro de nosotros que comenzamos siendo tierra, asi entenderemos la siguiente parábola: Mateo 13:1-9 “Aquel día salió Jesús de la casa y se sentó junto al mar. Y se le juntó mucha gente; y entrando él en la barca, se sentó, y toda la gente estaba en la playa. Y les habló muchas cosas por parábolas, diciendo: He aquí, el sembrador salió a sembrar. Y mientras sembraba, parte de la semilla cayó junto al camino; y vinieron las aves y la comieron. Parte cayó en pedregales, donde no había mucha tierra; y brotó pronto, porque no tenía profundidad de tierra; pero salido el sol, se quemó; y porque no tenía raíz, se secó. Y parte cayó entre espinos; y los espinos crecieron, y la ahogaron. Pero parte cayó en buena tierra, y dio fruto, cuál a ciento, cuál a sesenta, y cuál a treinta por uno. El que tiene oídos para oír, oiga.” Esta parábola, Jesús la explica en la siguiente forma: (v.v. 18- 23 ) “ Oíd, pues, vosotros la parábola del sembrador: Cuando alguno oye la palabra del reino y no la entiende, viene el malo, y arrebata lo que fue sembrado en su corazón. Este es el que fue sembrado junto al camino. Y el que fue sembrado en pedregales, éste es el que oye la palabra, y al momento la recibe con gozo; pero no tiene raíz en sí, sino que es de corta duración, pues al venir la aflicción o la persecución por causa de la palabra, luego tropieza. El que fue sembrado entre espinos, éste es el que oye la palabra, pero el afán de este siglo y el engaño de las riquezas ahogan la palabra, y se hace infructuosa. Mas el que fue sembrado en buena tierra, éste es el que oye y entiende la palabra, y da fruto; y produce a ciento, a sesenta, y a treinta por uno. “

El deseo de Dios es que todos entremos a su reino en calidad de hijos y herederos. Siendo que Dios es un espíritu, también nosotros debemos entrar en ese espíritu y eso es lo que se llama reino de los cielos. Mientras éramos tierra, estábamos muertos porque no teníamos la vida que es Cristo, habiendo nacido Cristo en nuestro corazón, la vida vino a nosotros. Primero fuimos tierra antes oir el evangelio, habiendo entendido el evangelio, pasamos de muerte a vida y hemos entrado en el reino de los cielos. Juan 5:24De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida.” Y agrega que una vez nacido de nuevo, el amor de Dios está en nosotros y podemos amar al hermano, 1 Juan 3:14Nosotros sabemos que hemos pasado de muerte a vida, en que amamos a los hermanos. El que no ama a su hermano, permanece en muerte.

Cuando en la Biblia leemos la palabra muerte, no pensemos en la muerte del cuerpo sino en la muerte del espíritu. La vida no está en la carne sino en el espíritu. Romanos 8:2Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte.” Romanos 8:6Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz.” 1 Juan 5:16Si alguno viere a su hermano cometer pecado que no sea de muerte, pedirá, y Dios le dará vida; esto es para los que cometen pecado que no sea de muerte. Hay pecado de muerte, por el cual yo no digo que se pida.”

Por Víctor Manuel Castro Chinchilla, Junio 2008.




junio 27, 2008 - Posted by | Estudios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: