Victorcastro’s Weblog

Just another WordPress.com weblog

La máxima tentación

La máxima tentación

 

Jesucristo fue sometido a las tres tentaciones mayores que un ser humano pueda enfrentar y una de ellas es considerada como la máxima tentación. Por considerar de importancia, debemos recalcar aquí que fue el Espíritu Santo quien condujo a Jesús al desierto para ser tentado por el diablo. Esto era necesario para comprobar el alto poder de Jesús para hacerle frente al diablo en sus intenciones de provocar el pecado. También debemos notar que Jesús hizo frente al diablo con respuestas que contienen Palabras de Dios escritas en la antigüedad pero válidas en todo momento. Jesús no huyó del diablo ni le hizo frente usando la fuerza o la astucia sino usando las palabras de Dios que tienen suficiente autoridad como para alejar las asechanzas del diablo.

 

Aquí el texto que nos describe las tres tentaciones:

 

Mateo 4:1-11 “Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el diablo. Y después de haber ayunado cuarenta días y cuarenta noches, tuvo hambre.  Y vino a él el tentador, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan.  El respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios. Entonces el diablo le llevó a la santa ciudad, y le puso sobre el pináculo del templo,  y le dijo: Si eres Hijo de Dios, échate abajo; porque escrito está:  A sus ángeles mandará acerca de ti, y,  En sus manos te sostendrán,  Para que no tropieces con tu pie en piedra.  Jesús le dijo: Escrito está también: No tentarás al Señor tu Dios.  Otra vez le llevó el diablo a un monte muy alto, y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos,  y le dijo: Todo esto te daré, si postrado me adorares. Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás.  El diablo entonces le dejó; y he aquí vinieron ángeles y le servían.”

Resumiendo estas tres tentaciones tenemos:

1.- Convertir piedras en pan. La palabra pan debe ser tomada como alimento dada la respuesta de Jesús que le dijo: “No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.” El hombre no solo se alimentará de comida sino también de las palabras de Dios que son el pan del cielo. Jesús está refiriéndose al pan que descendió del cielo y da vida a los hombres, aquel verbo hecho carne. Juan 6:51Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguno comiere de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo daré es mi carne, la cual yo daré por la vida del mundo Juan 1:14  “Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.” .Ezequiel 11:19Y les daré un corazón, y un espíritu nuevo pondré dentro de ellos; y quitaré el corazón de piedra de en medio de su carne, y les daré un corazón de carne,”  el diablo buscaba un acto de magia y Jesús lo lleva a la Palabra de Dios.

2.- Echarse abajo estando en el pináculo del Templo. El templo somos nosotros, los cristianos. 1 Corintios 3:9Porque nosotros somos colaboradores de Dios, y vosotros sois labranza de Dios, edificio de Dios.” 1 Corintios 3:16¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros? “
1 Corintios 6:19¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?” el pináculo del Templo es Jesús como cabeza de la iglesia que es el templo, Colosenses 1:18y él es la cabeza del cuerpo que es la iglesia, él que es el principio, el primogénito de entre los muertos, para que en todo tenga la preeminencia;” Hechos 7:49El cielo es mi trono, Y la tierra el estrado de mis pies.” Jesús es del cielo mientras que nosotros somos de la tierra, Juan 8:23Y les dijo: Vosotros sois de abajo, yo soy de arriba; vosotros sois de este mundo, yo no soy de este mundo.” El diablo pretendió que Jesús se echara al mundo, que actuara como hombre pecador, que descendiera del cielo y se colocara como terrenal.

3.- Te daré los reinos del mundo y la gloria de ellos. Efectivamente los reinos del mundo son de Satanás porque él es el príncipe del mundo, Juan 12:31
”Ahora es el juicio de este mundo; ahora el príncipe de este mundo será echado fuera.” Juan 14:30No hablaré ya mucho con vosotros; porque viene el príncipe de este mundo, y él nada tiene en mí.” Efesios 2:2en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia,” Satanás pretendió hacer creer a Jesús que le entregaría el mundo del pecado para ser llevado al cielo y así el subir al cielo y seguir de príncipe. Su respuesta fue: “Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás”

La máxima tentación es la segunda, echarse abajo estando en el pináculo del templo. Satanás conoce lo que eso significa porque el mismo estuvo en las alturas y fue echado abajo para siempre como lo podemos ver en este pasaje: Isaías 14: 8-20 “Aun los cipreses se regocijaron a causa de ti, y los cedros del Líbano, diciendo: Desde que tú pereciste, no ha subido cortador contra nosotros.  El Seol abajo se espantó de ti; despertó muertos que en tu venida saliesen a recibirte, hizo levantar de sus sillas a todos los príncipes de la tierra, a todos los reyes de las naciones.  Todos ellos darán voces, y te dirán: ¿Tú también te debilitaste como nosotros, y llegaste a ser como nosotros?  Descendió al Seol tu soberbia, y el sonido de tus arpas; gusanos serán tu cama, y gusanos te cubrirán.  !!Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones. Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte;  sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo.  Mas tú derribado eres hasta el Seol, a los lados del abismo. Se inclinarán hacia ti los que te vean, te contemplarán, diciendo: ¿Es éste aquel varón que hacía temblar la tierra, que trastornaba los reinos;  que puso el mundo como un desierto, que asoló sus ciudades, que a sus presos nunca abrió la cárcel?  Todos los reyes de las naciones, todos ellos yacen con honra cada uno en su morada;  pero tú echado eres de tu sepulcro como vástago abominable, como vestido de muertos pasados a espada, que descendieron al fondo de la sepultura; como cuerpo muerto hollado. No serás contado con ellos en la sepultura; porque tú destruiste tu tierra, mataste a tu pueblo. No será nombrada para siempre la descendencia de los malignos.” Y este otro: Ezequiel 28:12-15 “Así ha dicho Jehová el Señor: Tú eras el sello de la perfección, lleno de sabiduría, y acabado de hermosura.  En Edén, en el huerto de Dios estuviste; de toda piedra preciosa era tu vestidura; de cornerina, topacio, jaspe, crisólito, berilo y ónice; de zafiro, carbunclo, esmeralda y oro; los primores de tus tamboriles y flautas estuvieron preparados para ti en el día de tu creación.  Tú, querubín grande, protector, yo te puse en el santo monte de Dios, allí estuviste; en medio de las piedras de fuego te paseabas.  Perfecto eras en todos tus caminos desde el día que fuiste creado, hasta que se halló en ti maldad.”

El diablo pretendió hacer caer a Jesús a la tierra cometiendo el peor de los delitos celestiales, sentirse igual o superior a Dios, sentirse protegido para pecar libremente. Este no solo es una historia, sino también es un aviso para todo aquel que ha crecido espiritualmente y que se siente en una plataforma superior al pueblo en una condición como de escogido de Dios. Cuidado con ello, el diablo vendrá vestido de oveja y los engañará como lo dice en Mateo 24:24 “Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos. “  Satanás va a buscar a los escogidos de Dios para hacerlos caer desde la altura espiritual donde han llegado y los someterá a esta prueba máxima diciéndoles: échate abajo “A sus ángeles mandará acerca de ti, y,  En sus manos te sostendrán,” Mucho ojo, pastores, cuídense de no caer ante este tipo de invitaciones, Dios no perdonará a nadie que haya conocido la gracia y que peca voluntariamente. Hebreos 10: 26-27 Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados,  sino una horrenda expectación de juicio, y de hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios.”

Por Victor Manuel Castro Chinchilla, abril de 2008.

 

   

 

 

mayo 3, 2008 - Posted by | Estudios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: