Victorcastro’s Weblog

Just another WordPress.com weblog

Escalera al cielo

Escalera al cielo

 

Juan 8:23Y les dijo: Vosotros sois de abajo, yo soy de arriba; vosotros sois de este mundo, yo no soy de este mundo.” Juan 3:13Nadie subió al cielo, sino el que descendió del cielo; el Hijo del Hombre, que está en el cielo.”

 

Jesús declaró ser el camino al Padre cuando dijo Juan 14:6Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.” Ese camino es una escalera porque nosotros estamos abajo en el mundo y el Padre está arriba  en el cielo como todos lo sabemos y lo confesamos cuando oramos y nos dirigimos a él diciendo: “Padre nuestro que estás en los cielos” y le agregamos, “hágase tu voluntad así en la tierra como en el cielo”, entonces tenemos a la vista un edificio y una escalera, esa escalera es la iglesia que tiene la capacidad de llevarnos conducidos por Jesucristo al cielo donde mora el Padre. Juan 14:2En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros.”

 

Jesucristo es el primer hombre en subir al cielo, de eso dan cuenta aquellos que le vieron ascender ese día. Jesús les habló por última vez a los discípulos y subió al cielo,  repito, Jesucristo es un hombre de carne y hueso que subió al cielo, Lucas 24:39Mirad mis manos y mis pies, que yo mismo soy; palpad, y ved; porque un espíritu no tiene carne ni huesos, como veis que yo tengo.”    Hechos 1:1-2 “ En el primer tratado, oh Teófilo, hablé acerca de todas las cosas que Jesús comenzó a hacer y a enseñar, hasta el día en que fue recibido arriba, después de haber dado mandamientos por el Espíritu Santo a los apóstoles que había escogido;” Hechos 1:9-11  “Y habiendo dicho estas cosas, viéndolo ellos, fue alzado, y le recibió una nube que le ocultó de sus ojos. Y estando ellos con los ojos puestos en el cielo, entre tanto que él se iba, he aquí se pusieron junto a ellos dos varones con vestiduras blancas,  los cuales también les dijeron: Varones galileos, ¿por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo.”

 

Jesús utilizó una nube para subir al cielo,  “fue alzado, y le recibió una nube que le ocultó de sus ojos.”, esa misma nube es la que el Padre ha usado para acercarse a la tierra, es como un ascensor que permite el subir y el bajar, como una escalera invisible, Éxodo 19:9Entonces Jehová dijo a Moisés: He aquí, yo vengo a ti en una nube espesa, para que el pueblo oiga mientras yo hablo contigo, y también para que te crean para siempre. Y Moisés refirió las palabras del pueblo a Jehová.” Éxodo 19:15-17  “Y dijo al pueblo: Estad preparados para el tercer día; no toquéis mujer. Aconteció que al tercer día, cuando vino la mañana, vinieron truenos y relámpagos, y espesa nube sobre el monte, y sonido de bocina muy fuerte; y se estremeció todo el pueblo que estaba en el campamento. Y Moisés sacó del campamento al pueblo para recibir a Dios; y se detuvieron al pie del monte.” Éxodo 24:16Y la gloria de Jehová reposó sobre el monte Sinaí, y la nube lo cubrió por seis días; y al séptimo día llamó a Moisés de en medio de la nube.” Esa misma nube entraba al tabernáculo y Dios en ella, Éxodo 40:34Entonces una nube cubrió el tabernáculo de reunión, y la gloria de Jehová llenó el tabernáculo. Y no podía Moisés entrar en el tabernáculo de reunión, porque la nube estaba sobre él, y la gloria de Jehová lo llenaba.” Así Jesús subió al cielo en una nube Hechos 1:9Y habiendo dicho estas cosas, viéndolo ellos, fue alzado, y le recibió una nube que le ocultó de sus ojos.”

La nube solo era de dia, porque en la noche era fuego como una columna desde el cielo hasta la tierra, así descendía Dios para visitar la tierra, Deuteronomio 1:33 ”quien iba delante de vosotros por el camino para reconoceros el lugar donde habíais de acampar, con fuego de noche para mostraros el camino por donde anduvieseis, y con nube de día.”

 

Jesús es la escalera o el ascensor que sube al cielo y baja a la tierra, nadie puede subir al Padre sino por mi, dijo Jesús.  El hombre asi como las plantas está diseñado para crecer hacia arriba, hacia el cielo y no solo crecer corporalmente sino en el espíritu también. El crecer espiritual del hombre es considerado como ese subir al cielo y es también visto como la edificación del cuerpo de Cristo que es la iglesia; Cristo como cabeza y los hombres como cuerpo, Cristo en el cielo y los hombres en la tierra, Juan 8:23Y les dijo: Vosotros sois de abajo, yo soy de arriba; vosotros sois de este mundo, yo no soy de este mundo.” Y un mandato de Dios es, que todo esté puesto debajo de los pies de Cristo, 1 Corintios 15:25Porque preciso es que él reine hasta que haya puesto a todos sus enemigos debajo de sus pies.” Todos tenemos que comenzar estando a los pies de Cristo para poder subir al Padre por ese camino que es Cristo. Efesios 1:22y sometió todas las cosas bajo sus pies, y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia,” Hebreos 2:8Todo lo sujetaste bajo sus pies.  Porque en cuanto le sujetó todas las cosas, nada dejó que no sea sujeto a él; pero todavía no vemos que todas las cosas le sean sujetas.” Pablo nos habla de ese edificio de Dios que es la iglesia en la siguiente forma:  Efesios 2:19-22 “Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios,  edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo,  en quien todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor;  en quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu.” Efesios 4:1-16 “Yo pues, preso en el Señor, os ruego que andéis como es digno de la vocación con que fuisteis llamados,  con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor, solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz;  un cuerpo, y un Espíritu, como fuisteis también llamados en una misma esperanza de vuestra vocación;  un Señor, una fe, un bautismo,  un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos. Pero a cada uno de nosotros fue dada la gracia conforme a la medida del don de Cristo.  Por lo cual dice:  Subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad, Y dio dones a los hombres. Y eso de que subió, ¿qué es, sino que también había descendido primero a las partes más bajas de la tierra?  El que descendió, es el mismo que también subió por encima de todos los cielos para llenarlo todo.  Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros,  a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo,  hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo;  para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error,  sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo,  de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor.”

El crecer espiritual del hombres es interpretado como entrar al reino de los cielos porque en su crecimiento espiritual está el entrar al reino de Cristo que está en los cielos, Jesús nos planteó una parábola que dice: Mateo 13: 31-32 “El reino de los cielos es semejante al grano de mostaza, que un hombre tomó y sembró en su campo;  el cual a la verdad es la más pequeña de todas las semillas; pero cuando ha crecido, es la mayor de las hortalizas, y se hace árbol, de tal manera que vienen las aves del cielo y hacen nidos en sus ramas.”  Es como un árbol que comienza siendo semilla y de verdad que así es el crecimiento espiritual porque comienza con una semilla que se predica Lucas 8:11Esta es, pues, la parábola: La semilla es la palabra de Dios.” Cuando una semilla comienza a brotar, está entrando en un nuevo reino que es el ambiente donde se puede respirar aire. Nosotros igualmente cuando la palabra de Dios es recibida en nuestro corazón, comenzamos a nacer en el espíritu (reino de los cielos) y crecemos dentro de él hasta una estatura grande. En la misma forma que crecemos corporalmente así podemos crecer espiritualmente y no es que vayan creciendo a la par sino que de la misma manera que se llega a ser alto corporalmente asi se puede llegar espiritualmente pero por otra vía. (No solo de pan vivirá el hombre sino de toda palabra que sale de la boca de Dios)

 

La escalera, no es física o sea no se ve, pero si se nota su resultado, quien haya crecido espiritualmente ha pasado de la tierra al cielo, a eso Jesús le llama entrar al reino de los cielos. Hay varios pasajes que usan ese mismo término como: Mateo 5:20Porque os digo que si vuestra justicia no fuere mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos.” Mateo 7:21No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.” Mateo 18:3y dijo: De cierto os digo, que si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos.” Mateo 19:23Entonces Jesús dijo a sus discípulos: De cierto os digo, que difícilmente entrará un rico en el reino de los cielos.” Mateo 19:24Otra vez os digo, que es más fácil pasar un camello por el ojo de una aguja, que entrar un rico en el reino de Dios.” Mateo 23:13Mas !!ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque cerráis el reino de los cielos delante de los hombres; pues ni entráis vosotros, ni dejáis entrar a los que están entrando.” Etc, etc.

 

Cuando alguien penetra al reino de los cielos, no es que ya haya logrado el propósito de su salvación, sino que comienza entrando al reino pero fácilmente puede ser muerto o echado fuera, veamos eso de morir ya habiendo entrado: Jesús usando siempre las parábolas dice: Mateo 13:19Cuando alguno oye la palabra del reino y no la entiende, viene el malo, y arrebata lo que fue sembrado en su corazón. Este es el que fue sembrado junto al camino.” Otra, (v.v. 20-21) “Y el que fue sembrado en pedregales, éste es el que oye la palabra, y al momento la recibe con gozo;  pero no tiene raíz en sí, sino que es de corta duración, pues al venir la aflicción o la persecución por causa de la palabra, luego tropieza.”, esta otra:  (v 22) “El que fue sembrado entre espinos, éste es el que oye la palabra, pero el afán de este siglo y el engaño de las riquezas ahogan la palabra, y se hace infructuosa.” En otro lado Jesús habló del mismo tema diciendo: (v.v.47-50) “ Asimismo el reino de los cielos es semejante a una red, que echada en el mar, recoge de toda clase de peces;  y una vez llena, la sacan a la orilla; y sentados, recogen lo bueno en cestas, y lo malo echan fuera.  Así será al fin del siglo: saldrán los ángeles, y apartarán a los malos de entre los justos,  y los echarán en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes.” Igualmente usa esta otra figura:  (v.v.37-40) “El que siembra la buena semilla es el Hijo del Hombre.  El campo es el mundo; la buena semilla son los hijos del reino, y la cizaña son los hijos del malo.  El enemigo que la sembró es el diablo; la siega es el fin del siglo; y los segadores son los ángeles.  De manera que como se arranca la cizaña, y se quema en el fuego, así será en el fin de este siglo.” Y hay muchas otras figuras que Jesús habló para referirse al tema que no basta haber comenzado a nacer en el reino, es necesario mantenerse en el y eso es una carrera larga en nuestra vida cristiana, el apóstol Pablo se refiere a ello cuando dice:  2 Timoteo 4: 6-8 “Porque yo ya estoy para ser sacrificado, y el tiempo de mi partida está cercano.  He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe.  Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida.”

Nosotros podemos subir por la escalera al cielo, comenzamos abandonando la tierra al poner los pies en el primer peldaño y asi vamos a ir subiendo lentamente y no a la carrera, vamos a ser probados en la medida que ponemos un pie mas arriba y debemos cuidarnos de no caer, eso es lo que significa cuando oramos y decimos “no nos dejes caer en la tentación”, en la medida que crezcamos seremos probados (tentados) por el diablo  porque Dios no tienta a nadie como lo dice su palabra en Santiago 1:13Cuando alguno es tentado, no diga que es tentado de parte de Dios; porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni él tienta a nadie;” es el diablo que nos conduce a la tentación y es deber nuestro no caer en la tentación aparte que Dios cuidará de nosotros, pero una cosa es que el diablo nos tiente y otra es que busquemos esa tentación y sea realizada.

La escalera al cielo ya había sido soñada por Jacob y que podemos leer en Génesis 28:11-13  “Salió, pues, Jacob de Beerseba, y fue a Harán.Y llegó a un cierto lugar, y durmió allí, porque ya el sol se había puesto; y tomó de las piedras de aquel paraje y puso a su cabecera, y se acostó en aquel lugar.  Y soñó: y he aquí una escalera que estaba apoyada en tierra, y su extremo tocaba en el cielo; y he aquí ángeles de Dios que subían y descendían por ella. Y he aquí, Jehová estaba en lo alto de ella, el cual dijo: Yo soy Jehová, el Dios de Abraham tu padre, y el Dios de Isaac; la tierra en que estás acostado te la daré a ti y a tu descendencia.” No podemos ver esa escalera porque es espiritual pero no es solo el sueño de Jacob también Moisés reportó haberla usado cuando Dios le llevó al cielo para conocer el tabernáculo celestial, veamos el pasaje en Hebreos 8:5los cuales sirven a lo que es figura y sombra de las cosas celestiales, como se le advirtió a Moisés cuando iba a erigir el tabernáculo, diciéndole: Mira, haz todas las cosas conforme al modelo que se te ha mostrado en el monte.” Y Pablo asegura haberla usado también cuando dice: 2 Corintios 12:2Conozco a un hombre en Cristo, que hace catorce años (si en el cuerpo, no lo sé; si fuera del cuerpo, no lo sé; Dios lo sabe) fue arrebatado hasta el tercer cielo.”

Subir al cielo no es como lo enseñan las religiones en el mundo que todos al morir vamos al cielo, eso es una falsedad, subir al cielo es nacer de nuevo en el espíritu y entrar al reino de los cielos y permanecer en él hasta el dia del juicio final cuando Jesús regrese por la iglesia y envíe a los pecadores al infierno. Lo que nosotros los cristianos debemos buscar es la vida eterna, o sea permanecer en el cielo todos los dias de nuestra vida sin ser expulsados del reino como lo deja ver Jesús en la siguiente cita: Mateo 22:12-14  “Y le dijo: Amigo, ¿cómo entraste aquí, sin estar vestido de boda? Mas él enmudeció. Entonces el rey dijo a los que servían: Atadle de pies y manos, y echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes. Porque muchos son llamados, y pocos escogidos.” O en Mateo 25:29-31  “Porque al que tiene, le será dado, y tendrá más; y al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado. Y al siervo inútil echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes.”

Nosotros vamos creciendo espiritualmente en la medida de que vayamos conociendo a Cristo, ese conocimiento nos hace crecer, eso es el creer, eso es la fe que es lo mismo, crecer en la fe es igual a crecer en el conocimiento del Hijo de Dios y es lo mismo que ser edificados, esa es la palabra que Jesús le dio a Pedro cuando le dijo: Mateo 16:18Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.” El edificio de Dios somos nosotros y somos ascendidos o levantados hacia el cielo, 1 Corintios 3:16¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?” 1 Corintios 6:19¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?” 1 Juan 5:13[ El conocimiento de la vida eterna ] Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna, y para que creáis en el nombre del Hijo de Dios.” Juan 17:3Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado.”

Por Victor Manuel Castro Chinchilla, Mayo 2008.

 

 

 

 

 

 

 

mayo 3, 2008 - Posted by | Estudios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: