Victorcastro’s Weblog

Just another WordPress.com weblog

Tenemos la mente de Cristo

Tenemos la mente de Cristo

 

1 Corintios 2:16Porque ¿quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le instruirá? Mas nosotros tenemos la mente de Cristo.” Nosotros tenemos el Espíritu de Dios, y por eso pensamos como Cristo.”

 

El apóstol Pablo hace una declaración magnifica en el capitulo 2 de su primera carta a los corintios y dice en un lenguaje sencillo lo siguiente:

 

1 Corintios 2

Los planes secretos de Dios

 1 Hermanos en Cristo, cuando fui a hablarles de los planes que Dios tenía en secreto, no lo hice con palabras difíciles, ni traté de impresionarlos.2 Al contrario, decidí hablarles sólo de Cristo, y principalmente de su muerte en la cruz.3 Cuando me acerqué para enseñarles y anunciarles el mensaje, me sentía poco importante y temblaba de miedo.4 No fui como un sabelotodo, ni usé palabras elegantes. Sólo dejé que el Espíritu de Dios mostrara su poder y los convenciera.5 Y así, ustedes creyeron en Dios, no por medio de la sabiduría humana sino por el poder de Dios.

   

Dios da a conocer sus planes

 6 Sin embargo, cuando hablamos con los que ya entienden mejor el mensaje de Dios, hablamos con sabiduría. Pero no empleamos la sabiduría humana como la emplean la gente y los gobernantes de este mundo. El poder que ellos tienen está condenado a desaparecer.7 Nosotros enseñamos el mensaje con palabras inteligentes que vienen de Dios. Ese mensaje habla de los planes que Dios tenía en secreto desde antes de crear el mundo, y que él quiso manifestarnos para que podamos compartir su gloria.8 Claro que este plan inteligente de Dios no lo entendió ninguno de los gobernantes del mundo. Si lo hubieran entendido, no habrían matado en la cruz a nuestro Señor, quien es el dueño de la vida.9 Como dice la Biblia:

    “Para aquellos que lo aman,

    Dios ha preparado cosas

    que nadie jamás pudo ver,

    ni escuchar ni imaginar”.

   10 Dios nos dio a conocer todo esto por medio de su Espíritu, porque el Espíritu de Dios lo examina todo, hasta los secretos más profundos de Dios.

   11 Nadie puede saber lo que piensa otra persona. Sólo el espíritu de esa persona sabe lo que ella está pensando. De la misma manera, sólo el Espíritu de Dios sabe lo que piensa Dios.12 Pero como Dios nos dio su Espíritu, nosotros podemos darnos cuenta de lo que Dios, en su bondad, ha hecho por nosotros.

   13 Cuando hablamos de lo que Dios ha hecho por nosotros, no usamos las palabras que nos dicta la inteligencia humana, sino que usamos el lenguaje espiritual que nos enseña el Espíritu de Dios.

   14 Los que no tienen el Espíritu de Dios no aceptan las enseñanzas espirituales, pues las consideran una tontería. Y tampoco pueden entenderlas, porque no tienen el Espíritu de Dios.15 Los que tienen el Espíritu de Dios, todo lo examinan y todo lo entienden. En cambio, los que no tienen el Espíritu, no pueden examinar ni entender a los que sí lo tienen.16 Como dice la Biblia: “¿Quién sabe lo que piensa el Señor? ¿Quién puede darle consejos?” Pero nosotros tenemos el Espíritu de Dios, y por eso pensamos como Cristo.

   

Todos los que hemos nacido de nuevo en el Espíritu de Dios, tenemos la mente de Cristo porque el Hijo de Dios dijo que él no hacía nada fuera de lo que el Padre le ordenaba hacer de modo que Cristo es obediente hasta la muerte y si nosotros tenemos ese mismo espíritu, el resultado es que nuestra mente será la misma de Cristo. Juan 7:18 2El que habla por su propia cuenta, su propia gloria busca; pero el que busca la gloria del que le envió, éste es verdadero, y no hay en él injusticia.” Juan 12:49 ”Porque yo no he hablado por mi propia cuenta; el Padre que me envió, él me dio mandamiento de lo que he de decir, y de lo que he de hablar.”

 

Hermanos, Jesús el Hijo de Dios, preparó un plan de salvación para que todo aquel que en él crea no se pierda mas tenga vida eterna y para ello Dios nos mandó el evangelio para que creamos en todo lo que Jesús hizo y dijo y si esas palabras de Jesús se mantienen en nuestra mente y corazón, nosotros tenemos la mente de Cristo porque pensamos igual que el. Jesús hizo discípulos a doce seguidores suyos para que aprendieran de él todo y asi lo recomendó diciéndoles: Mateo 28:19
”Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;” la palabra bautizándolos no significa hacerlo en agua sino poniendo su nombre sobre ellos como lo podemos ver en Hechos 8:12Pero cuando creyeron a Felipe, que anunciaba el evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo, se bautizaban hombres y mujeres.” O en Hechos 8:16porque aún no había descendido sobre ninguno de ellos, sino que solamente habían sido bautizados en el nombre de Jesús.” O en Hechos 10:48Y mandó bautizarles en el nombre del Señor Jesús. Entonces le rogaron que se quedase por algunos días.” Hechos 19:5Cuando oyeron esto, fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús.” Ny en contraposición Pablo hace la siguiente pregunta: 1 Corintios 1:13¿Acaso está dividido Cristo? ¿Fue crucificado Pablo por vosotros? ¿O fuisteis bautizados en el nombre de Pablo?”

 

El hacer discípulos logra el cometido de Dios, de que seamos como Cristo, Pablo nos dice esto: 1 Corintios 11:1Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo.” Lo cual significa que debemos parecernos a él, no físicamente sino en su manera de obrar, de pensar y de sentir. La única manera de recibir el espíritu de Cristo es conocerlo a él y este conocimiento es lo que nos gradúa como imitadores de Cristo lo cual es lo mismo que tener el mismo espíritu de Cristo. Todos nosotros tenemos un espíritu que hemos traído de nuestros padres y por eso nos parecemos a uno de ellos, basta verle la cara a una persona para identificarla como hijo de otra por su parecido, pues en esa misma forma en las universidades los alumnos estudian a los grandes escritores y llegan a obtener tanto conocimiento de lo que escribió que en sus conversaciones siempre hacen referencia a las palabras de su maestro, así es con Jesús, si nosotros llegamos al pleno conocimiento de lo que Jesús dijo e hizo, nosotros somos sus discípulos y tenemos su mismo espíritu.

 

Hablemos un poco del conocimiento del Hijo de Dios conforme lo encontramos en la Biblia. La palabra conocimiento es lo mismo que conocer a Jesús y ¿como le conocemos? Pues le conocemos a través de la lectura de la Biblia, pero no solo por la letra sino por el espíritu o sea que llegamos a conocerle porque creemos en el y eso es sumamente importante en nuestra vida, Juan 3:18El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.” Juan 3:16Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.”  1 Juan 5:13Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna, y para que creáis en el nombre del Hijo de Dios.” Para que le creáis a Jesús, el Hijo de Dios. Efesios 4:13hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo;” Como el Padre lo dijo en Mateo 17:5Mientras él aún hablaba, una nube de luz los cubrió; y he aquí una voz desde la nube, que decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia; a él oíd.” Y como lo confirma el libro de Hebreos en Hebreos 1:1-3 “Dios ha hablado por su Hijo  “Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas,  en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo;  el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas,”

 

Conociendo a Cristo llegamos a ser sus discípulos lo cual significa recibir su mismo espíritu y Jesús tiene el mismo espíritu del Padre como lo dice en  Juan 10:30
”Yo y el Padre uno somos.” O como lo dice Pablo en Romanos 8:9Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él.” Es muy importante hacer discípulos de Jesús, esto debería ser el constante trabajo en las iglesias para lograr los propósitos de Dios de salvación a su pueblo, nosotros deberíamos ser colaboradores de Dios en ese sentido y no ocuparnos de cultos y ritos que a nada llevan.

 

Nuestra meta debería ser que todos tengamos la mente de Cristo, que seamos Cristo y que hablemos Cristo como lo dice Pablo en Romanos 15:18Porque no osaría hablar sino de lo que Cristo ha hecho por medio de mí para la obediencia de los gentiles, con la palabra y con las obras,” 1 Corintios 1:17Pues no me envió Cristo a bautizar, sino a predicar el evangelio; no con sabiduría de palabras, para que no se haga vana la cruz de Cristo.” 1 Corintios 1:23pero nosotros predicamos a Cristo crucificado, para los judíos ciertamente tropezadero, y para los gentiles locura;”

 

Pablo habla de la predica del evangelio en atención al mandato del Señor que dijo: Marcos 16:15Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.” Mandato que muy poco es obedecido por los cristianos. Me pregunto: ¿Cuál es el inconveniente de predicar a Cristo? Posiblemente es por desconocimiento o falta de conocimiento por un lado y por otro lo que nosotros creamos que significa la palabra predicar. Para la mayoría de la gente predicar es subirse a una plataforma el día domingo teniendo un micrófono en la mano y hablar una hora entera con un discurso que deje helado al auditorio lleno de aplausos. Pero no es eso lo que significa predicar, para empezar dice Pablo que el no llegó a hablarles con sabiduría de palabras para no hacer vana la cruz de Cristo sino que llego y habló con temor y temblor, 1 Corintios 2:2-4  “Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a éste crucificado. Y estuve entre vosotros con debilidad, y mucho temor y temblor;  y ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder, para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios. “ esto por un lado y por otro lado que predicar no solo es hablando sino con el ejemplo, Jesús se refirió a los fariseos y a los escribas como hipócritas porque predicaban con la boca pero no lo hacían en sus vidas, asi les dijo en Mateo 23:3Así que, todo lo que os digan que guardéis, guardadlo y hacedlo; mas no hagáis conforme a sus obras, porque dicen, y no hacen.” Marcos 7:6Respondiendo él, les dijo: Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, como está escrito: Este pueblo de labios me honra, Mas su corazón está lejos de mí.” De modo que la mejor predica de Cristo es vivir como Cristo eso es lo que dijo Pablo en  1 Corintios 11:1Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo.” Debemos imitar a Cristo y esa es la mejor predica para cumplir su mandato de predicar el evangelio a toda criatura, porque es preferible que nos vean humildes y piadosos a que nos escuchen con un discurso emocionante y plausible. Nuestra actitud mas que nuestras palabras será el mejor discurso que podamos ofrecer a los que nos rodean, Pablo se refirió a ello cuando dijo: 2 Corintios 3:1-3 “¿Comenzamos otra vez a recomendarnos a nosotros mismos? ¿O tenemos necesidad, como algunos, de cartas de recomendación para vosotros, o de recomendación de vosotros?  Nuestras cartas sois vosotros, escritas en nuestros corazones, conocidas y leídas por todos los hombres;  siendo manifiesto que sois carta de Cristo expedida por nosotros, escrita no con tinta, sino con el Espíritu del Dios vivo; no en tablas de piedra, sino en tablas de carne del corazón.”

 

Si tenemos la mente de Cristo viviremos como Cristo y seremos Cristo Romanos 6:8Y si morimos con Cristo, creemos que también viviremos con él;” Romanos 6:4Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva.” Romanos 8:17Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados.” Y nuestro canto de victoria debería ser el mismo de Pablo que dice: Gálatas 2:20
”Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.”

Seamos como Cristo, humillémonos para que Dios nos levante como a Cristo, sus palabras referente a esto son: Santiago 4:10Humillaos delante del Señor, y él os exaltará.”  1 Pedro 5:6Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo;” no busquemos gloria ni aplausos de los hombres como lo dice Jesús en Santiago 4:4!!Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.” Pongamos nuestra mira en las cosas de Dios y no en el mundo, no busquemos ser admirados y exaltados sino mas bien humillados y despreciados. 1 Corintios 1.22-31 “Porque los judíos piden señales, y los griegos buscan sabiduría;  pero nosotros predicamos a Cristo crucificado, para los judíos ciertamente tropezadero, y para los gentiles locura;  mas para los llamados, así judíos como griegos, Cristo poder de Dios, y sabiduría de Dios.  Porque lo insensato de Dios es más sabio que los hombres, y lo débil de Dios es más fuerte que los hombres.  Pues mirad, hermanos, vuestra vocación, que no sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles;  sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte;  y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es,  a fin de que nadie se jacte en su presencia.  Mas por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención;  para que, como está escrito: El que se gloría, gloríese en el Señor.”

Por Victor Manuel Castro Chinchilla, abril de 2008.

 

 

 

abril 26, 2008 - Posted by | Estudios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: