Victorcastro’s Weblog

Just another WordPress.com weblog

Vino para salvar y para juzgar

 Dos funciones distintas, el Hijo de Dios nuestro Salvador y el Hijo del Hombre nuestro Juez. 

La doble naturaleza de Jesucristo, humana y divina, ha traído grandes controversias y opiniones, las cuales aun mantienen a la cristiandad sumidas en la confusión. Jesús por un lado es hombre y por otro lado es Hijo de Dios. Si usted lee cuidadosamente los siguientes versos notará esas dos funciones distintas en el mismo Jesús: (1).Juan 3:17-19  “Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.” (2) Juan 5:27y también le dio autoridad de hacer juicio, por cuanto es el Hijo del Hombre. “

 Si usted pone cuidado en estos dos versos notará una aparente contradicción: El Hijo de Dios no vino a condenar sino a salvar al mundo, mientras que el Hijo del Hombre vino a juzgar.” Conforme estos dos conceptos distintos: (1) Juan 3:16Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.”. y (2) Mateo 25:31-33 “Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria, y serán reunidas delante de él todas las naciones; y apartará los unos de los otros, como aparta el pastor las ovejas de los cabritos. Y pondrá las ovejas a su derecha, y los cabritos a su izquierda. Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo.“ (v  41) “Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles.”

Lo que Jesús como Hijo de Dios salva, luego lo separará como Hijo del Hombre para enviar unos a la vida eterna y otros a la condenación eterna. El reino de los cielos le corresponde al Hijo de Dios, mientras que el Hijo del Hombre es enviado al mundo a salvar lo que se había perdido y trasladarlo al cielo.  Es el mismo Jesús quien hace esa doble misión pero bajo distinta naturaleza.  Dios llega a los hombres del mundo por medio de su Hijo para producir en ellos un cambio del cual el Hijo del Hombre es el primero, cual es el nuevo nacimiento. El Hijo de Dios no muere en la cruz sino el Hijo del Hombre, o sea que en la misma persona de Jesús hay un cuerpo humano y un cuerpo espiritual, Dios es Espíritu y Jesús es Hijo de Dios en espíritu, mientras que Jesús es hijo de Hombre por haber nacido de María su madre.

 

 Jesús es a la vez el Hijo de Dios y el Hijo del Hombre, por un lado su Padre es Dios y por el otro lado su Madre es mujer, esa doble condición de Jesús, le permite desarrollar un plan perfecto de salvación, porque por un lado siendo Hijo de Dios conoce el camino al Padre, mientras que como Hijo de Hombre conoce el pecado del hombre (sin ser pecador), la perfecta coordinación como para salvar plenamente a la humanidad.

 Muchos cristianos confunden esta doble personalidad de Cristo, y a menudo entran en duda y contradicción acerca de la Palabra de Dios llegando incluso a ignorar por lo complicado que resulta el estudio de la Biblia tan necesario en nuestro crecimiento espiritual. Pero esta condición es el producto de la intelectualidad del hombre como lo dice la Palabra de Dios en 1 Corintios 2:14Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente.” Los hijos de Dios que han atravesado la ruta de la conversión a Cristo  ven con claridad como Jesús no se aprovechó de su condición divina para salvarse él mismo sino que como hombre actuó en la perfecta forma con que Dios planeó en su creación cuando dijo: Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza. Filipenses 2:6-11  “el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse,  sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres;  y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.  Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre,  para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra;  y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.”

Estamos claros que hay dos cuerpos, cuerpo animal y cuerpo espiritual como lo dice el apóstol en 1 Corintios 15:44Se siembra cuerpo animal, resucitará cuerpo espiritual. Hay cuerpo animal, y hay cuerpo espiritual.” Talvez suene  un poco rudo eso de cuerpo animal, pero no debemos verlo como un insulto sino que en la condición carnal somos animales excepto que espiritualmente somos seres humanos, Pablo se refiere en esos términos para diferenciar lo carnal de lo espiritual, hay cuerpo animal y hay cuerpo espiritual. Lo animal proviene de la unión del hombre con su mujer, mientras que lo espiritual proviene de Dios. Jesús habla de lo mismo cuando dice: Juan 12:24De cierto, de cierto os digo, que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto.” Y no es que seamos trigo pero es un hablar figurado para mayor comprensión nuestra. Lo que Jesús dice es que si nosotros carnalmente no morimos, no lograremos darle a Dios los frutos de nuestra vida que él espera le demos.

 

Nosotros todos tenemos dos cuerpos, el cuerpo animal y el cuerpo espiritual, nuestra vida original como hombres naturales está en la carne, pero al nacer de nuevo en el espíritu, nuestra vida pasa de la carne al espíritu. Y de eso trata el Plan de la Salvación que Dios preparó para salvar a la humanidad por medio del sacrificio de Jesucristo en la cruz. Muriendo Jesús como Hijo del Hombre en la cruz, permite que ese hombre suba al cielo como realmente sucedió. Y el hombre de carne y hueso llamado Jesús el Hijo del Hombre está en el trono de Dios, de donde ha de venir a recoger a los suyos.

 

Noten que el Hijo de Dios tiene la vida eterna, mientras que el Hijo del Hombre es de carne y hueso. El Hijo de Dios ha permanecido y permanecerá siempre al lado de su Padre celestial, vea lo que le dice al Padre: Juan 17:5Ahora pues, Padre, glorifícame tú al lado tuyo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese.” Este es el Hijo del Hombre pidiendo la gloria que como Hijo de Dios ha tenido siempre. Y esta otra: Juan 17:24Padre, aquellos que me has dado, quiero que donde yo estoy, también ellos estén conmigo, para que vean mi gloria que me has dado; porque me has amado desde antes de la fundación del mundo.” Jesús como Hijo de Dios siempre ha existido y las palabras de Dios dadas en aquellos momentos de la creación los lo dicen claramente: Génesis 1:26Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra.” Génesis 3:22Y dijo Jehová Dios: He aquí el hombre es como uno de nosotros, sabiendo el bien y el mal; ahora, pues, que no alargue su mano, y tome también del árbol de la vida, y coma, y viva para siempre.”

 

El mundo en general considera a Jesús como hijo de María únicamente, pero muy pocos lo consideran como Hijo de Dios y poquísimos como ambas cosas. Jesús es Hijo de Dios porque su Padre es Dios, pero es Hijo de Hombre porque su madre es de naturaleza humana. Y para que no se vuelva más conflictiva la situación, y no comencemos a dudar quiero decirles que Jesús es un hombre nacido de mujer pero con el espíritu de Dios. Lo cual nos facilita el entendimiento, Jesús como un hombre natural tiene el espíritu de Dios que le engendró para ser Hijo de Dios. Nosotros igualmente, al nacer de nuevo en el espíritu somos hijos de Dios y sin embargo no hay confusión. Así como Jesús es mitad hombre y mitad Dios porque su cuerpo es de carne más su espíritu es de Dios, nosotros también los nacidos de nuevo, tenemos un cuerpo en la carne pero tenemos el Espíritu Santo en nosotros.

Para los nacidos de nuevo, la vida ya no reside en la carne sino en el espíritu, mientras que los inconversos viven en la carne. El plan de salvación consiste en lograr que la vida de los hombres ya no sea en la carne sino en el espíritu para que todos seamos hijos de Dios y seamos llevados con Cristo al cielo. Pablo insiste en sus cartas a las iglesias en que hay que morir en la carne para vivir en el espíritu. Porque el vivir en la carne es muerte pero el vivir en el espíritu es vida y paz.

Jesús trazó el camino al Padre para que todos los que creen en él, sean salvos de la condenación del mundo y pasen a ser hijos y herederos del reino de Dios. La muerte de Jesús permite a los hombres poder acercarse al Padre como lo dice en el libro de Hebreos 4:16Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.” Y Jesús es el camino al Padre Juan 14:6Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.”

 Jesús como Hijo de Dios descendió del cielo como pan para alimentar al hombre espiritualmente, Juan 6:51Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguno comiere de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo daré es mi carne, la cual yo daré por la vida del mundo.” Ese pan espiritual es la Palabra de Dios como está escrito en Juan 1:1 “En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios.  Este era en el principio con Dios.” (v 14) “Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.”

Debemos ejercitar nuestra mente para entender en todo momento cuando Jesús está hablando como hombre y cuando está hablando como Hijo de Dios. Generalmente él usa el termino Hijo del Hombre pero el algunos casos se refiere a su Padre y en este caso lo hace como Hijo de Dios. Jesús nos está mostrando siempre el camino al Padre y todo su acontecer, su vida en los 33 años y medio que estuvo con nosotros, lo hizo como Hijo de Hombre en rescate de la humanidad para que todos seamos convertidos como hijos de Dios.

Jesús como hijo de Dios es eterno, tiene vida eterna y es esa vida la que el desea inyectarnos para que como hijos de Dios, vivamos para siempre y no seamos victimas del infierno y castigo eterno. Jesús dijo: basta que crean en mi y en mis palabras para que tengan vida eterna, si no creen serán condenados, Juan dice Juan 3:18El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.” El Hijo de Dios  se hizo hombre para producir el rescate de la humanidad enseñando el camino al Padre que es por medio de su muerte y resurrección.  La salvación nuestra es por medio de la fe en Jesucristo, Efesios 2:8
Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios;”

Logremos discernir cuando Jesús es Hijo de Dios y cuando es Hijo de Hombre, cuando habla espiritualmente y cuando habla humanamente. Aquel día cuando eran las bodas en Caná Jesús habló a su madre como Hijo de Dios y le dijo: Juan 2:4¿Qué tienes conmigo, mujer? Aún no ha venido mi hora.” Mientras que en la cruz se dirigió a ella como Hijo de Hombre diciéndole: Juan 19:26Cuando vio Jesús a su madre, y al discípulo a quien él amaba, que estaba presente, dijo a su madre: Mujer, he ahí tu hijo.” Y en aquella ocasión cuando Maria le buscaba con sus hijos le dijo: Lucas 8:21Él entonces respondiendo, les dijo: Mi madre y mis hermanos son los que oyen la palabra de Dios, y la hacen.” Estaba hablando como Hijo de Dios.

Jesús es Hijo de Dios en espíritu porque Dios es espíritu pero el Hijo de Hombre porque es hijo de Maria que es humana. La palabra hombre en la Biblia significa humano como lo dice Pablo en 1 Corintios 3:3porque aún sois carnales; pues habiendo entre vosotros celos, contiendas y disensiones, ¿no sois carnales, y andáis como hombres?” y cuando se dice Hijo del Hombre se refiere a hijo de Maria como un ser humano, carnal. La misma Maria lo reconoce cuando el ángel le comunica que va a ser la madre del Hijo de Dios y dice: Lucas 1:48Porque ha mirado la bajeza de su sierva; Pues he aquí, desde ahora me dirán bienaventurada todas las generaciones.”

Los invito a que lean el Nuevo Testamento y hagan reflexiones acerca de cuando Jesús habla como Hijo de Dios y cuando loase como Hijo del Hombre, o sea cuando habla espiritualmente y cuando habla humanamente.

Por Víctor Manuel Castro Chinchilla Diciembre 2007.          

diciembre 5, 2007 - Posted by | Estudios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: