Victorcastro’s Weblog

Just another WordPress.com weblog

Echado al infierno

Echado al infierno Mateo 5:29-39 “Por tanto, si tu ojo derecho te es ocasión de caer, sácalo, y échalo de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno. Y si tu mano derecha te es ocasión de caer, córtala, y échala de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno.”

A propósito de ser echado al infierno, tengo estas citas del apóstol Pablo en: 1 Corintios 5:1-5 “De cierto se oye que hay entre vosotros fornicación, y tal fornicación cual ni aun se nombra entre los gentiles; tanto que alguno tiene la mujer de su padre. Y vosotros estáis envanecidos. ¿No debierais más bien haberos lamentado, para que fuese quitado de en medio de vosotros el que cometió tal acción?  Ciertamente yo, como ausente en cuerpo, pero presente en espíritu, ya como presente he juzgado al que tal cosa ha hecho. En el nombre de nuestro Señor Jesucristo, reunidos vosotros y mi espíritu, con el poder de nuestro Señor Jesucristo,  el tal sea entregado a Satanás para destrucción de la carne, a fin de que el espíritu sea salvo en el día del Señor Jesús.” Y por otro lado Jesús  nos habla en Mateo 13:24-30 “El reino de los cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo;  pero mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sembró cizaña entre el trigo, y se fue. Y cuando salió la hierba y dio fruto, entonces apareció también la cizaña.  Vinieron entonces los siervos del padre de familia y le dijeron: Señor, ¿no sembraste buena semilla en tu campo? ¿De dónde, pues, tiene cizaña?  El les dijo: Un enemigo ha hecho esto. Y los siervos le dijeron: ¿Quieres, pues, que vayamos y la arranquemos?  El les dijo: No, no sea que al arrancar la cizaña, arranquéis también con ella el trigo.  Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega; y al tiempo de la siega yo diré a los segadores: Recoged primero la cizaña, y atadla en manojos para quemarla; pero recoged el trigo en mi granero.” Y de esto otro en  Juan 15: 6 “El que en mí no permanece, será echado fuera como pámpano, y se secará; y los recogen, y los echan en el fuego, y arden.” 

 Hasta aquí ya tenemos al menos cuatro formas que nos indican que existe la posibilidad de ser echado al fuego del infierno, la primera es el caso específico de un mimbro u órgano del cuerpo que sea ocasión de pecar, el segundo un miembro de la iglesia que practica el adulterio, el tercero los hijos del diablo que son llamados la cizaña y que son sembrado y cultivados por Satanás, y el cuarto los miembros de la iglesia como “pámpanos” que viven separados de Jesucristo. En resumen, todos los casos son el producto de la separación de Cristo y la unión con Satanás. Y vemos una lógica asombrosa en todo esto, Cristo reina en los cielos mientras Satanás en el infierno, si estamos con Cristo estamos en los cielos mientras que si estamos con Satanás estamos en el infierno.

Para muchos creyentes, tanto el cielo como el infierno, operan en base a “después de la muerte”, pero debemos entender al calor de las escrituras que ambos comienzan en esta vida aquí y terminan unos en la vida eterna y otros en el castigo eterno después de la resurrección.

La vida en Cristo y la vida fuera de Cristo son sucesos de la vida actual, hay mucha gente que permanece en Cristo mientras muchos permanecen separados de Cristo,  de allí aquella palabra que dice: Mateo 22:14Porque muchos son llamados, y pocos escogidos.” Y esta otra también:  Mateo 7: 13 -14 “Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella;  porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan.”

 

¿Qué está sucediendo con el cristianismo? Noten que no pregunto por el mundo sino por el cristiano, porque al mundo Dios le tiene reservado un buen camino, el camino de la salvación por amor de su nombre el cual nos dice en  Juan 3:16Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.” Pero al falso cristiano Dios le tiene reservado algo duro y difícil: Mateo 8:12mas los hijos del reino serán echados a las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes.” O la peor de las sorpresas que siendo activos en la iglesia, el Señor venga y diga: Mateo 7:23 Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.”  Mateo 25:41Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles.”  Lucas 13:27Pero os dirá: Os digo que no sé de dónde sois; apartaos de mí todos vosotros, hacedores de maldad.”  Juan 15: 6 “El que en mí no permanece, será echado fuera como pámpano, y se secará; y los recogen, y los echan en el fuego, y arden.”

El infierno, que es nuestro tema de hoy, es algo que sucede aquí, hoy, en estos tiempos y en este mundo, también se prolonga hacia la eternidad, pero lo importante es en este tiempo porque ya muerta la persona no tiene ninguna oportunidad de salvación sino que está esperando su castigo terno después del juicio final. Lo importante es que nos demos cuenta que el infierno ya está aquí, y es similar al reino de Dios, ya está aquí, veamos este verso que nos confirma todo esto: Mateo 12:28Pero si yo por el Espíritu de Dios echo fuera los demonios, ciertamente ha llegado a vosotros el reino de Dios.” Y esto que dice Pablo en Efesios 2:5-7  “aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos),  y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús,  para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús. “

La Biblia que es la Palabra de Dios está al alcance de nuestras manos y sabemos que Dios quiere nuestra salvación pero nos pide obediencia a sus mandatos, ¿Cómo es que el pueblo hace caso omiso de esto? ¿Por qué buscar la ira de Dios en vez de disfrutar de su presencia? Mucho cristiano, tiene una Biblia en su casa y la abre una o dos veces a la semana para leer uno salmo o un pasaje, pero eso no es suficiente, debemos permanecer inmersos en su Palabra, debemos leerla a cada momento y no solo eso, debemos vivirla constantemente como está escrito en Santiago 1:22Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos.”

No quiero extenderme mucho contándoles casos de personas que actualmente están en el infierno sufriendo las consecuencias de una separación del amor de Dios. Les cuento unos dos o tres casos que conozco personalmente: Una señora gorda, padeciendo de diabetes y de alta presión con signos muy frecuentes de otros malestares, su esposo fue muerto por asaltantes que llegaron a su casa y en presencia de todos los miembros de la familia a quienes amarraron, le dieron muerte. Su hija perdió una pierna al ser arrastrada por un autobús y ha sufrido varias operaciones y aun no sana sus heridas, su hijo, viviendo en adulterio fue demandado por su primera esposa y recientemente fue motivo de secuestro por ladrones que lo llevaron hasta su casa para robarle todo lo posible, sus nietos que todos han sido asaltados y robados en la calle. Esta familia ha rechazado a los enviados de Dios, no han querido recibir instrucciones acerca de la Palabra de Dios y se mantienen alejados de Cristo. Otra familia, la esposa murió repentinamente y había permanecido con alta presión, fue operada de problemas de los intestinos y muy cerca de fallecer, el marido sufriendo de alta presión de insomnio, viudo, viviendo en soledad y aun con un hijo que sufre de alta presión y diabetes a quien los médicos tuvieron que cortarle una de sus piernas para evitar la gangrena en el cuerpo. Esta familia practica religiones adorando ídolos. Otra cuyo esposo adultero se ha escapado de la cárcel varias veces por haber cometido delitos financieros, vive alejado de su esposa e hijas y convive con una adultera sufriendo el resultado de su vida pecaminosa.  Conozco muchas más familias y casos de personas que sufren lo indecible y que a simple vista se sabe que permaneces divorciados de Cristo. No hay que esperar que la gente muera para saber que van al infierno, simplemente hay que verlas en sus hogares, a veces con suficientes disposiciones económicas pero sufriendo grandemente en sus cuerpos las enfermedades y dolencias que un hijo de Dios no padece. Sigo preguntándome: ¿Por qué la gente busca la ira de Dios en vez de disfrutar de su amor? ¿Por qué no creerle a Dios? Hay tantas promesas preciosas en la Biblia que nos animan a buscar a Dios y mantenernos cerca de él, que no vale la pena permanecer en el infierno por el solo placer de sufrirlo.

Jesús nos manda echar fuera los demonios de las personas que viven atormentadas del infierno, Mateo 10:8Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia.” No esperemos ser entregados en las manos de Satanás para destrucción de nuestro cuerpo como lo vemos en el caso de adulterio que nos da el apóstol Pablo arriba diciendo: “Ciertamente yo, como ausente en cuerpo, pero presente en espíritu, ya como presente he juzgado al que tal cosa ha hecho. En el nombre de nuestro Señor Jesucristo, reunidos vosotros y mi espíritu, con el poder de nuestro Señor Jesucristo,  el tal sea entregado a Satanás para destrucción de la carne, a fin de que el espíritu sea salvo en el día del Señor Jesús.”  Si no hay manera de que una persona sea evangelizada, y que se acerque a Cristo, no hay otro camino mas que entregarlo a Satanás para destrucción de su carne con el fin de que su espíritu no sea destruido en el día final. Tenemos que entender que el infierno comienza aquí y que esas señas nos podrán avisar en que camino estamos si es para salvación o para condenación. Juan 3:18El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.” Eso suena como al presente: “Ya ha sido condenado” y no dice “será condenado”

 Por Víctor Manuel Castro Chinchilla Diciembre 2007.  

   

diciembre 4, 2007 - Posted by | Estudios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: